Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mónica Lorente se resiste a dimitir pese a su procesamiento

La decisión de la exalcaldesa cuestiona la línea roja de Fabra contra la corrupción

La exalcadesa de Orihuela, Mónica Lorente, no dimitirá ni de su puesto como portavoz del Partido Popular en el consistorio oriolano ni como diputada provincial. La decisión de la jueza de procesarla por tres delitos relativos a la adjudicación presuntamente ilegal de la contrata de basuras no es suficiente en opinión de Lorente para dimitir de sus cargos. “Tengo la conciencia tranquila”, ha dicho esta mañana la exalcaldesa.

Lorente ha ofrecido una rueda de prensa en el ayuntamiento oriolano un día después de que se conociera que será procesada junto al también exalcalde de su partido José Manuel Medina, el empresario Ángel Fenoll y 32 personas más. El auto de la juez la acusa de tres posibles delitos: tráfico de influencias, prevaricación y fraude administrativo.

La que fuera alcaldesa entre 2007 y 2011 ha sostenido que en el auto de su procesamiento "no se puede acreditar ni un solo indicio, ni una sola sospecha, ni un solo hecho" de que haya cometido algún delito. Según Lorente, figura en el auto por haber ostentado la alcaldía.

Lorente ha avanzado que presentará un escrito de aclaración al juzgado y que, además, estudia la posibilidad de presentar un recurso de reforma y apelación ante la Audiencia Provincial.

Reto a la línea roja de Fabra

La postura de Lorente es un reto a la línea roja de Alberto Fabra contra la corrupción. La política carga contra el PSPV y Los Verdes, actual equipo de gobierno oriolano, y les acusa de estar detrás de su judicialización. Pero la causa de las basuras de Orihuela la inicia la Fiscalía y es una investigación exclusivamente policial.

Nuevamente, miembros del PP vuelven a cuestionar la línea roja del presidente Alberto Fabra. No solo Lorente, que se niega a dimitir. La alcaldesa de Elda, Adela Pedrosa, ha estimado esta mañana en declaraciones a la Cadena Ser que la dimisión tan solo debe llegar con la culpabilidad justicia.

El discurso del PP contra la corrupción vuelve a ser contradictorio a dos días de una convención del partido en Benidorm para abordar, entre varios temas, la regeneración política. Fabra defiende que no haya gente procesada en puestos de representación del partido y él mismo ha conseguido la dimisión de varios parlamentarios de las Cortes cuando han sido procesados. Sin embargo, la presidenta de la Diputación de Alicante, Luisa Pastor, se ha mostrado dispuesta a no pedir la dimisión de su diputada hasta la apertura definitiva del juicio oral.