Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un error informático impide el pago del abono para aparcar

El sistema “se cae con frecuencia” en las oficinas municipales, según técnicos

La técnica que hay al otro lado de uno de los mostradores de la Oficina de Atención al Ciudadano de La Moncloa dice:

—No puede pagar usted [el abono anual para residentes del Servicio de Estacionamiento Regulado del coche] con dinero en metálico, tiene que hacer el pago con tarjeta.

La ciudadana la entrega sin rechistar y espera a que termine de teclear los datos en la computadora.

—Vaya, no funciona, estamos otra vez sin línea. Dice, lanzándole una mirada de hartazgo a su compañera de al lado.

—¿Qué quiere decir?

—Que no se puede efectuar el pago y, por tanto, no le puedo hacer el trámite.

—¿Y ahora qué hago?

—Puede esperar

—¿Cuánto tiempo?

—Pues no sé. Lo puedo intentar en 15 minutos, pero no le puedo garantizar que funcione.

—¿Pero esto es habitual?

—Sí, sucede con frecuencia. Si no quiere esperar puede buscar un banco fuera y pagar y traerme el resguardo de haber realizado el pago.

La gente espera. Pasados los 15 minutos se acumulan casos similares en la oficina y la indignación de los ciudadanos —que pidieron su cita por teléfono hace una semana— crece.

La directora de esa oficina, que responde al nombre de María Jesús, asume el mando al percatarse de que los malos humos que se concentran en la sala de espera no provienen solo de las reparaciones de soldadura que se están llevando a cabo en la puerta de entrada. Vuelve a intentarlo con la tarjeta desde su ordenador. Nada. Llama a un supuesto responsable informático:

—¿Sabes si piensan arreglar la línea del pago con tarjeta?, pregunta.

Cuando cuelga, retransmite que al otro lado del auricular aseguran que no hay ningún problema pero el hecho es que finalmente los ciudadanos afectados, tras una hora de espera, deben salir fuera de la oficina, buscar un banco y regresar con el resguardo correspondiente para, finalmente, realizar en más de dos horas una gestión que no debe suponer más de diez minutos.

El servicio de Línea Madrid del Ayuntamiento, encargado de estas y otras gestiones municipales, comenzó a funcionar en el mes de junio, según indican en el Consistorio. Desde entonces “sólo un 4% de los trámites realizados han sido incidencias”, aseguran las mismas fuentes. Sin embargo, nadie registró la incidencia de ayer: “No nos han notificado nada”, explicaban.

Según datos facilitados por la Agencia Tributaria de Madrid, el SER tiene un coste de unos 74 millones de euros anuales para el Ayuntamiento. Sus ingresos ascienden a 78 millones, de los que 6,6 provienen de los permisos pagados por los residentes y el resto, de los parquímetros.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram