Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmona, candidato socialista a la alcaldía sin necesidad de primarias

Su rival, el sociólogo Enrique del Olmo, suma el 16,6% de apoyos de militantes, cuando el mínimo era el 20%. El diputado regional ha logrado el 42%

Gómez (izquierda) y Carmona, en un acto en 2012. Ampliar foto
Gómez (izquierda) y Carmona, en un acto en 2012.

El diputado regional y profesor universitario Antonio Miguel Carmona, respaldado por la dirección regional y nacional, será el candidato del Partido Socialista de Madrid (PSM) en las elecciones municipales y autonómicas del próximo mes de mayo. No se celebrarán elecciones primarias, previstas para el 19 de octubre, después de que el otro aspirante, el sociólogo Enrique del Olmo, haya recabado únicamente 960 avales, el 16,6% del total de militantes socialistas, cerca pero no lo suficiente del mínimo del 20% para ser candidato en unas primarias municipales. Carmona ha sumado 2.500 avales, el 42% del total.

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, pidió en enero unas primarias "lo más participativas posibles, abiertas a todos los ciudadanos, sean o no afiliados al PSOE". Sin embargo, en septiembre, ante la tesitura de que una candidatura rival fuera capaz de aglutinar un posible descontento con su gestión al frente del partido desde 2007, impuso unas primarias cerradas en la que sólo los militantes pudieran votar. Eso en cuanto a la elección del candidato para las elecciones autonómicas de mayo de 2015, puesto que las primarias municipales son cerradas por decisión del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Para ser candidato en las primarias regionales era necesario contar con el 10% de avales de militantes socialistas. Los 30.000 afiliados que había antes de la llegada de Gómez a la secretaría general se han visto reducidos a la mitad, aunque militantes activos parece haber muchos menos: de los 15.600 registrados, votaron 10.200 en las primarias para la secretaría general del PSOE, que Sánchez ganó en julio; en la recogida de avales celebrada en las dos últimas semanas, Gómez sumó 7.000 avales, frente a los 1.080 del militante de base Carlos Morales y los 950 del exdiputado regional César Giner. Así, Gómez fue proclamado candidato sin necesidad de primarias.

En el caso de las primarias municipales, el límite se elevaba al 20%. Según la dirección regional, hay 5.800 afiliados socialistas en la capital, por lo que el mínimo para poder ser candidato eran 1.150 avales. Carmona ha duplicado esa cifra, mientras que Del Olmo se ha quedado a 200 avales. "Han faltado unos días más o un debate con Carmona", ha asegurado el sociólogo, contento en cualquier caso por haber recabado unos apoyos mucho más amplios de lo que en un principio suponía.

Del Olmo se ha beneficiado de la retirada de esta carrera de Jaime Lissavetzky, candidato en 2011 y líder desde entonces del Grupo Municipal Socialista, que abandonó por la falta de apoyo de Sánchez. Algunas de las agrupaciones de la capital que le respaldaban optaron por avalar a Del Olmo para que al menos pudiera plantar cara a Carmona en las primarias, ante la imagen de ausencia de democracia interna que proyecta, en opinión de diversos sectores del PSM, la no celebración de primarias y la designación sin debate de los candidatos respaldados por la dirección.

Mientras que los rivales del secretario general en las primarias regionales no superaron en el mejor de los casos (Morales) el 7% de avales, Del Olmo logró casi el 17%. Carmona y Gómez quedaron más o menos empatados en respaldo interno (42% frente a 45%).

Tras conocer su triunfo, Carmona ha señalado: "Queda lo mejor, ganar a la derecha y cambiar Madrid". El diputado regional agradeció el respaldo de casi la mitad de militantes en la capital, y ha repetido su promesa de convertir al PSM en la primera fuerza política de Madrid, necesario en todo caso para aspirar a gobernar.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información