_
_
_
_

Un verano repleto de incidencias en Vigo

Una mujer tuvo que esperar horas por una cama tras dar a luz

El mayor cierre de camas en verano de la historia en Vigo ha provocado durante los últimos meses numerosas incidencias en el área sanitaria de la capital del sur de Galicia y el incremento de la lista de espera quirúrgica. En contra de lo anunciado inicialmente, la medida, adoptada para reducir el gasto, se prolongará al menos hasta octubre, mientras se repiten los colapsos en servicios como el de neonatología y de urgencias y la lista de espera crece un 6%, según cifras de los sindicatos.

En Vigo el número de camas cerradas alcanzó en agosto las 219 de un total de 1.240, tras las 149 que se inutilizaron en julio. La previsión anunciada por la Consellería de Sanidade era la de rebajar esa cantidad a 191 en la primera quincena de septiembre y a 172 en la segunda, para reponerlas en su totalidad en octubre. El anuncio realizado en el Parlamento por la conselleira este martes contradice esta previsión.

Por primera vez, el Sergas ha cerrado toda la planta séptima del Hospital Xeral, la de hospitalización quirúrgica para especialidades como Endocrinología y Medicina General, que continúa clausurada pese a que se anunció que se habilitaría el 1 de septiembre. También ha prescindido de puestos de hospitalización en Ginecología, Preescolar, Reanimación y Críticos. En el Meixoeiro el cierre afecta a Cirugía Plástica y General, Medicina Interna, Digestivo, Endocrinología y Críticos. Medicina Interna del Nicolás Peña y Hospitalización del Cíes también cerraron camas.

Este miércoles, y con decenas de camas sin uso, las Urgencias del Xeral se colapsaron y un abundante número de pacientes tuvo que ser hospitalizado en otros centros del área sanitaria. También se repitieron problemas en la zona de gestantes, una constante todo el verano, con numerosas mujeres que tuvieron que esperar sin cama y con al menos un caso de una madre que debió aguardar horas en el paritorio con su bebé antes de que se le asignase habitación. “El servicio de partos lleva colapsado todo el verano”, lamenta un portavoz sindical.

Las medidas de ahorro han agravado la situación en el área sanitaria con las mayores listas de espera de Galicia. Comisiones Obreras sostiene que de las 19.103 operaciones pendientes a principios de julio se ha pasado a 20.332. Estas cifras incluyen la lista no estructural, que integran los pacientes que rechazan ser derivados a otros centros, pero excluyen las de Povisa, el hospital con la lista más abultada de la comunidad autónoma. En junio, varios cientos de personas convocadas por distintos sindicatos protestaron en Vigo contra el cierre de camas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_