ÁLAVA

De Andrés eleva el tono de sus diferencias con el nacionalismo como rival en Álava

Entiende que el PNV no llega a acuerdos con el PP por su "miedo" a EH Bildu

Mientras Javier Maroto acepta el primer guiño del PNV para negociar un acuerdo presupuestario en el Ayuntamiento de Vitoria, el diputado general de Álava, Javier de Andrés, elevó ayer el tono de sus diferencias políticas con el nacionalismo, al que sitúa como rival a batir en la próxima pelea electoral por el gobierno foral de este territorio.

De Andrés se ha convertido en un aténtico azote del PNV, a quien afea con reiteración el “miedo” que tiene a EH Bildu en sus posicionamientos con un claro mensaje hacia el electorado. El diputado general encuentra ahí la razón que impide a los nacionalistas pactar con el PP la propuesta de fiscalidad.

Precisamente en relación a la polémica surgida tras conocerse su propuesta de rebaja fiscal —descartada por las otras dos Diputaciones vascas— De Andrés avanzó que va a mantenerla. Bajo su análisis, entiende que se dan las "condiciones" para rebajar los impuestos, la "ajustar y rebajar" el "esfuerzo" pedido en los últimos años. En este sentido, ha afirmado que la Hacienda alavesa prevé un crecimiento en la recaudación fiscal de este año del 6%, frente al 3,9% pronosticado al iniciarse el verano.

Ayer, aprovechando la presentación en Vitoria de las líneas generales del curso político para su gobierno, enseñó las cartas que manejará hasta las próximas elecciones locales y forales. Sin olvidar su condición de secretario general del PP en el discurso, De Andrés criticó que el PNV no contribuye a la “salvaguarda de la identidad” alavesa. “No es lo mismo que Bizkaia y no es lo mismo que Gipuzkoa. Álava es diferente”, remarcó en su intervención.

En este contexto crítico, reiteró su disconformidad con el proyecto de Ley Municipal hasta el punto de anticipar su rechazo expreso porque entiende que porque “juega a restar competencias a las diputaciones forales, no para transferirlas a los ayuntamientos, sino para centralizarlas y que sea el Consejo Vasco de Finanzas quien decida”.

Como diputado general, a su vez, puso en valor la gestión de su gobierno para asegurar que “las cosas han cambiado, y mucho”, pese a que la situación “no ha sido fácil”.

Pero el desgaste entre ambos partidos se prolonga. El portavoz del PNV en el Ayuntamiento de Vitoria, Gorka Urtaran, advirtió ayer de que mientras la sociedad de promoción del aeropuerto de Foronda (VIA) esté controlada por el PP, se limitará a ser una agencia para subvencionar a fondo perdido vuelos que se acaban cancelando o que se venden con problemas. Fue su reacción después de escuchar cómo el concejal de Promoción Económica del Ayuntamiento vitoriano, Miguel Garnica, admitiese que la suspensión del vuelo entre Nueva York y Vitoria que se iba a fletar el 5 de octubre tendrá un coste de 65.000 euros para VIA.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50