Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Sinagoga de Córdoba recupera su pasado

El único templo hebreo que pervive en Andalucía cumple este año su 700 aniversario

Un grupo de turistas visita la sinagoga tras su reapertura. Ampliar foto
Un grupo de turistas visita la sinagoga tras su reapertura.

La Sinagoga de Córdoba, la única que se conserva en Andalucía y la más antigua de España -donde solo existen tres ejemplos- cumple 700 años. Y coincidiendo con esta celebración, la Junta de Andalucía ha emprendido la restauración del monumento. El arquitecto Arturo Ramírez, que ha dirigido las obras de recueración de este inmueble del siglo XIII, ha centrado sus esfuerzos en luchar contra la humedad, con la reparación de alféizares de ventanas altas de la sala de oración y la sustitución de enfoscados exteriores de cemento por mortero de cal, lo que mejora la permeabilidad de los muros; otras actuaciones de refuerzo de muros y el estudio mediante georadar de los muros norte y oeste de la sala principal para la detección de oquedades o debilidades de la fábrica.

El arquitecto Arturo Ramírez ha centrado sus esfuerzos en luchar contra la humedad

En cuanto a la actividad arqueológica, dirigida por el arqueólogo Maudilio Moreno, se ha practicado una cata en la esquina suroeste de la sala de oración de la Sinagoga que quedará practicable para investigadores. Igualmente se han realizado dos catas en el solar anexo de la calle Judíos 18, también de titularidad autonómica, con el objetivo de identificar los restos arqueológicos existentes en el mismo. Una de las hipótesis con la que trabajan los investigadores es que ambas parcelas, la del solar adyacente y la de la sinagoga, pudieron formar parte en el siglo XIII de una misma propiedad, la de la casa del exégeta que financió la construcción de la sinagoga. En próximas campañas se quiere excavar el solar para comprobar si, como parece, allí se encuentra una vivienda que podría ser la de ese mecenas.

Una vez identificados los restos arqueológicos en el contexto de la Sinagoga, el objetivo será convertirlo en antesala de la visita de la Sinagoga para instalar un punto de información del edificio, el entorno de la Judería y donde los visitantes pueden contar con aseos y espacio de descanso.

Por último, en la restauración de las yeserías de la Sinagoga, dirigida por la restauradora Anabel Barrena, se ha incluido la consolidación puntual de las yeserías en los muros norte y oeste de la sala de oración, así como la consolidación del basamento de piedra y la limpieza general de las yeserías en la totalidad de la Sinagoga.