TRIBUNALES

Un joven niega que matara a otro tras pelearse en una fiesta en Getxo

El acusado, de nacionalidad peruana, al igual que la víctima, asegura que fue otra persona quien le clavó unas tijeras

Un joven peruano de 25 años, acusado de matar a un compatriota de 20 durante una noche de fiesta, ha negado hoy este hecho y ha explicado que ofreció una primera versión contraria a sus intereses al juez instructor aconsejado por un abogado de oficio. Durante la vista oral con jurado, que ha comenzado hoy en la Audiencia de Bizkaia, el acusado ha rechazado esa primera versión, según la cual reconoció que portaba el arma causante de la muerte (unas tijeras) y ha mantenido que nunca llevó dicha herramienta encima.

Los hechos que se juzgan hoy ocurrieron la madrugada del 4 al 5 de mayo del año pasado después de una fiesta celebrada en una lonja de Algorta, en Getxo (Bizkaia).

Según la Fiscalía y la acusación particular, que representa a los padres y a la novia del fallecido, el acusado y la víctima se conocían desde los 14 años y no mantenían buenas relaciones. Una vez en la fiesta, el acusado se enzarzó en una primera pelea, en la que no participó la víctima, y posteriormente en un segundo incidente en el que ambos se agredieron.

Tras esta última pelea, los organizadores decidieron desalojar el local, momento en el que la víctima y su novia salieron a la calle y poco después, según las acusaciones, se le acercó el encausado y tras insultarle y amenazarle de muerte, le clavó unas tijeras en el costado, a la altura del pecho. Esta herida le causó el fallecimiento casi de inmediato, pese a la rápida intervención de unos sanitarios de la DYA cuya base se encuentra cerca de la lonja.

Por estos hechos, la Fiscalía solicita una pena de 14 años por un delito de homicidio y la acusación particular pide 20 años de cárcel al considerar que se trata de un asesinato.

El acusado, que ha sido condenado en otras ocasiones por malos tratos a la mujer y por robo con violencia, ha admitido hoy que participó en las dos peleas registradas en el interior del local y ha destacado que, en la segunda pelea, la víctima le golpeó "sin mediar palabra". Posteriormente, según su versión, ambos se encontraron al salir de lonja y el fallecido le preguntó: "¿Todavía quieres más", momento en el que se volvieron a pelear.

"En ese momento se cayeron unas tijeras al suelo, yo las recogí y las tiré lejos", ha dicho, y después, el otro joven cayó a suelo y murió. Ha mantenido que él no le mató, si no que el fallecido ya estaba herido de muerte con anterioridad a este nuevo enfrentamiento debido a que había participado en otras peleas esa misma noche. Con este argumento, el abogado defensor pide la absolución.

Tras la declaración del acusado han testificado los sanitarios de la DYA que atendieron al fallecido, quienes han reconocido que no vieron el momento del ataque, pero han resaltado que oyeron gritos procedentes de un grupo donde estaban el acusado y la víctima, y que este último joven, mientras se taponaba la herida con una mano, intentaba agredir al acusado y gritaba "me has matado". También han destacado que el acusado mantuvo en todo momento un comportamiento "frío, como si no fuera con él" y que incluso, en algún momento, "sonrió".

La novia del fallecido también ha declarado hoy, protegida por un biombo para no ser vista por el presunto agresor, y ha ratificado la versión de las acusaciones. Ha asegurado que vio cómo el acusado clavaba las tijeras a su novio y ha indicado que durante este enfrentamiento también resultó ella herida.

La celebración de este juicio se prolongará durante toda la semana y previsiblemente, quedará visto para sentencia el próximo viernes.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción