El antisoberanismo se organiza por primera vez para romper su silencio

Societat Civil Catalana reivindicará el ‘seny’ con un acto lúdico en Tarragona

Ofrenda de Societat Civil Catalana, ayer en la tumba de Rafael de Casanova en Sant Boi.
Ofrenda de Societat Civil Catalana, ayer en la tumba de Rafael de Casanova en Sant Boi.MASSIMILIANO MINOCRI

Los ciudadanos contrarios a la secesión, convocados por la entidad Societat Civil Catalana, se han organizado por primera vez para replicar a los independentistas y han programado un acto lúdico en Tarragona que empezará cuando acabe el de Barcelona. En 2013, la Diada culminó con una cadena humana que recorrió Cataluña de norte a sur. La Asamblea Nacional Catalana encadenó así su segundo éxito consecutivo en un 11-S ante el mutismo de los antisoberanistas. El PP y Ciutadans solo atrajeron entonces y por separado a unas 400 personas en dos actos matinales. Este año no será igual.

Algunos hemos decidido mojarnos e ir contracorriente", afirma Joaquim Coll

Bajo el lema Recuperem el seny, recuperem la senyera, el grupo ha escogido Tarragona por haber sido la capital de la Hispania Citerior. En el corazón romano de la ciudad, desplegarán una senyera gigante en el anfiteatro, proyectarán un documental en tres dimensiones y cerrarán la fiesta con un castillo de fuegos artificiales. El colectivo, que congrega a simpatizantes del PP, Ciutadans y del PSC, no quiere entrar en ninguna guerra de cifras con la ACN porque sabe que no podrá resistir la comparación. “Será un acto modesto y sencillo. Pero algunos hemos decidido mojarnos e ir a contracorriente”, sintetizó Joaquim Coll, vicepresidente de Societat Civil y militante del PSC tras hacer una ofrenda floral en la tumba de Rafael Casanova, en Sant Boi de Llobregat (Barcelona). El acto fue concebido como un gesto de “concordia y reconciliación” entre los austracistas y borbónicos que se enfrentaron en la Guerra de la Sucesión y a él acudieron descendientes del conseller en cap durante la caída de Barcelona en 1714 y del bando borbónico.

La plataforma agrupa a simpatizantes del PP, Ciutadans y del PSC

Societat Civil ha fletado una treintena de autocares y reservado 245 plazas en el último tren que partirá hoy desde Tarragona a Barcelona. El viaje en bus es gratis y el colectivo subvenciona parte del billete del Talgo. Pese a admitir sus dificultades para movilizar a la ciudadanía, Societat Civil aspira a poner la primera pica contra la “espiral del silencio”, término que utilizó la socialista Carme Chacón para explicar por qué estará hoy en Tarragona. Ese término sociológico intenta explicar por qué ciudadanos prefieren guardar silencio abrumados por una ilusión desbordante que no comparten. El Gobierno desdeñó la cadena humana y recordó que una “mayoría silenciosa” no se manifestó. Ya no es el caso: los contrarios a la secesión se concentraron el 12 de Octubre —30.000 personas, según la Guardia Urbana; 105.000, según la Delegación de Gobierno— y el Día de la Constitución. Y la cúpula de Societat Civil se ha reunido en seis meses con Mariano Rajoy, Artur Mas, Susana Díaz y Pedro Sánchez. La concentración de hoy se nutrirá de militantes del PP y Ciutadans y la incógnita es la respuesta de los socialistas. Miquel Iceta, líder de PSC, no se manifestará ni en Tarragona ni en Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS