El juez declara legal la huelga de Panrico en el centro de Santa Perpètua

La empresa, que recurrirá el fallo, consideraba que el paro era “abusivo”

Manifestación de trabajadores de Panrico en la Via Laietana de Barcelona.
Manifestación de trabajadores de Panrico en la Via Laietana de Barcelona.MASSIMILIANO MINOCRI

La huelga más larga de las últimas cuatro décadas es legal. Así lo ha sentenciado la titular del juzgado de lo Social número 3 de Sabadell, que rechazó la pretensión de Panrico de que el paro convocado durante ocho meses en la fábrica de Santa Perpètua de Mogoda (Vallès Occidental) fuera declarado “ilegal y abusivo”. La sentencia, difundida ayer por el sindicato CC OO, también desestima que el comité de empresa deba afrontar una indemnización de cinco millones de euros, la mayor parte de los cuales fueron reclamados por Panrico por lucro cesante. La empresa anunció a Efe que recurrirá la sentencia.

La huelga en el centro de Santa Perpètua de Mogoda fue convocada el 7 de octubre de 2013, arrancó el día 13 de ese mes y fue desconvocada por la plantilla el pasado 13 de junio. El motivo del paro fue la crisis que empezó con el retraso en el pago de las nóminas y acabó con un expediente de regulación de empleo (ERE) para 745 trabajadores. La empresa llevó al comité de la fábrica a los tribunales al considerar que la huelga vulneraba el acuerdo alcanzado el 10 de octubre con CC OO y UGT que resolvía el impago de la nómina y que comprometía al comité a desconvocar el paro, que los sindicatos habían cometido “fraude de ley” al ir ampliando los motivos de la huelga y que ejercieron su derecho con “intimidación y violencia” sobre sus compañeros.

La sentencia exime al comité de abonar cinco millones de indemnización

La juez rechaza que la huelga supusiera un incumplimiento del acuerdo del 10 de octubre al considerar que “el ámbito del conflicto” en el que se suscribía el pacto “no abarcaba el resto de motivos de convocatoria de huelga”. En segundo lugar, también rechaza que las ampliaciones de los motivos de huelga que se remitieron al Departamento de Empresa y Empleo fueran nuevas convocatorias de huelga, sino que señala estas se debían a que el conflicto laboral iba evolucionando, lo cual también modificaba el objetivo de los paros convocados por los sindicatos. La juez, por lo tanto, entiende que se trata de “un único conflicto” laboral, de modo que los escritos solo pretenden “actualizar las reivindicaciones de los trabajadores”.

En cuanto a las presuntas acciones violentas denunciadas por la empresa, la juez sí considera acreditado que el 10 de enero se produjo un incidente “con resultado de lesiones” entre dos empleados de una empresa de seguridad contratados por Panrico y dos integrantes del comité de empresa que ha provocado el inicio de acciones penales. Aun así, la magistrada señala que “estos hechos afectan exclusivamente a las personas que participaron en los mismos”. Por todo ello, la juez decide finalmente absolver a todos los demandados por Panrico.

Los trabajadores instan a la dirección a volverse a sentar a negociar

El sindicato CC OO se felicitó ayer por el sentido de la sentencia. “En los fundamentos jurídicos de la sentencia se declara de forma rotunda que la huelga fue totalmente legal, contradiciendo todos los argumentos presentados por la empresa”, señaló el sindicato en un comunicado. El secretario general de la Federación Agroalimentaria de CC OO de Cataluña, Miguel Ángel Domínguez, celebró la “pequeña victoria” que supone para la plantilla la sentencia después de una huelga de ocho meses. El sindicato, además, opina que el fallo de la juez debe suponer que la empresa “abra una reflexión” y se siente de nuevo en la mesa para abordar “asuntos pendientes”, como el de las vacaciones o el ERE temporal que se presentó sin el acuerdo del comité. “Todavía hay tensión por algunos elementos”, afirma Domínguez.

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS