Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Homenaje a Amado Granell en Sueca en el 70 aniversario de la liberación de París

Medio centenar de republicanos reconocen la labor del comandante de La Nueve, la primera compañía que liberó París de los nazis el 24 de agosto de 1944

Un grupo de republicanos ha puesto flores a la tumba de Amado Granell durante su homenaje en Sueca.
Un grupo de republicanos ha puesto flores a la tumba de Amado Granell durante su homenaje en Sueca.

La entrada de las fuerzas aliadas en París, hoy hace 70 años, se ha celebrado esta mañana en el cementerio de Sueca (Valencia) de la mano de Operació Stanbrook, colectivo valenciano que mantiene la memoria histórica de aquellos republicanos que huyeron desde el puerto de Alicante el 28 de marzo de 1939 con destino a Orán (Argelia). Una de las cerca de 3.000 personas que aquel día tuvieron la suerte de viajar, hacinadas en el carguero británico Stanbrook, fue Amado Granell Mesado (Borriana, 1898 – Sueca, 1972), el oficial comandante de La Nueve, compañía aliada que fue la primera en entrar en París el 24 de agosto de 1944 y liberarla de los nazis.

Granell fue víctima de un accidente de tráfico en la capital de la Ribera Baixa, donde está  enterrado. Una lápida sufragada por el Gobierno de Francia, donde figura una palma de plata y las iniciales L. H. (Legión de Honor), le recuerda. Este valenciano ha sido homenajedo por medio centenar de republicanos y familiares de quienes consiguieron, o no pudieron, embarcarse hacia el exilio en los últimos compases de la Guerra Civil en el carguero que zarpó esquivando el bloqueo de la armada española y la aviación alemana. Entre los asistentes al acto de hoy, estaba Annik Onofra, hija de Onofre Valldecabres, de Quart de Poblet, nacida ya en Argelia. «Emilio, hermano de mi padre que era fiscal, no llegó a embarcar y tras ser internado en el campo de concentración de Albatera, fue fusilado», ha recordado Onofra.

José Bonet, padre de Pilar, presidenta de la asociación que el colectivo tramita constituir, tampoco logró subirse al Stanbrook aunque corrió mejor suerte. Detenido e internado también en Albatera (Alicante), fue compañero de internamiento y en la Cárcel Modelo de Valencia del médico Joan Peset, éste último fusilado en Paterna en 1941, ha recordado Bonet.

El editor Rafa Arnal ha explicado que «nuestra intención era la de acudir estos días a París, donde se conmemora la liberación, aunque decidimos venir a Sueca para homenajear a Amado Granell,  La Nueve y al Stanbrook». Arnal ha cerrado el acto interpretando el Himno del riego al acordeón. Abel Puig, presidente del Fòrum per la memòria històrica Virtudes Cuevas de Sueca, ha aprovechado la ocasión para acompañar a los asistentes al pabellón del Ayuntamiento donde reposan los restos de Cuevas Escrivá (Sueca, 1911 – Villejuif, Francia, 2010), internada en Ravensbrük por colaborar con la resistencia francesa, y su marido Alberto Codina Pagés (Bagur, 1912-Vitry-sur-Seine, Francia 1991), que fue confinado en Mauthausen.

El colectivo Operació Stanbrook nació con la finalidad de recuperar la memoria histórica del exilio de los republicanos españoles que partieron rumbo a Argelia. Un centenar de ellos repitieron el viaje a finales del pasado mes de mayo, coincidiendo con el 75 aniversario. En el puerto de Orán dejaron un monolito conmemorativo, sufragado por ellos mismos, del cual existe una réplica en Alacant.

Coincidiendo con el aniversario, la diputada autonómica de Esquerra Unida, Esther López Barceló, ha anunciado hoy que presentará una iniciativa parlamentaria oara que la Cámara autonómica rinda homenaje a los combatientes republicanos españoles.

Más información