Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La vida ‘rasta’ toma Benicàssim

El Rototom inicia su 21 edición con la expectativa de repetir el récord de público

Los seguidores del Rototom empiezan a divertirse en el recinto de la playa de Benicàssim.
Los seguidores del Rototom empiezan a divertirse en el recinto de la playa de Benicàssim.

Benicàssim da este viernes el pistoletazo de salida del festival de reggae y de la cultura alternativa Rototom Sunsplash que se celebrará del 16 al 23 de agosto. La cita cumple 21 años desde su nacimiento en Italia, pero es la quinta que se celebra en la localidad castellonense. En estos cinco años, las rastas se han abierto camino en un municipio que vio su llegada con reservas. “Al principio nos veían con desconfianza, ahora, tras cinco años, se han dado cuenta de que es un público tranquilo, familiar, que no da problemas… y esta es una de las satisfacciones más grandes”, explica Claudio Giust, uno de los fundadores del festival y director de comunicación.

Las reticencias llegaron a su punto más álgido durante la presentación de la cita musical del pasado año. Allí, el director, Filippo Giunta dejó caer la posibilidad de marcharse si no mejoraba la relación con las Administraciones, no por las ayudas económicas, sino por problemas que provocaron, por ejemplo, que no se pudiera celebrar el prefestival (una jornada de conciertos y fiesta en el pueblo de Benicàssim en la víspera). El aviso a navegantes surtió efecto. El reggae, dicen los organizadores, seguirá en Benicàssim. Y este año sí que han podido celebrar el prefestival (para alegría de los comercios), que tendrá lugar hoy con un concierto gratuito del mítico grupo jamaicano Skatalites.

Vicente Ortells, vicepresidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Benicàssim (Ehosbe), acoge con esperanza la recuperación del prefestival. “Es día festivo y con actuaciones gratuitas, va a beneficiar mucho a los comercios”, dice. Ortells se alegra además de otro cambio. Este año, el recinto del festival solo abrirá por las tardes. “Esto, pensamos, llevará a más gente a venir al pueblo y consumir”, apunta.

Los datos de afluencia también son positivos. La organización espera alcanzar los 30.000 asistentes diarios del pasado año, que fue la edición más multitudinaria. “De momento, estamos muy contentos porque tenemos un aumento de entre el 15 y el 20% de la venta anticipada con respecto al pasado año, pero tenemos que ver qué pasa con las ventas diarias”, explica Claudio Giust. Se han vendido abonos en 65 países.

Giust recalca que este año hay conexión con las Administraciones y destaca como “muy positivo” que la Diputación de Castellón decidiera este año convocar un concurso para la contratación de patrocinio. De los casi 230.000 euros en ayudas, el Rototom ha recibido casi 80.000. El director de comunicación destaca además la política de kilómetro cero: “Nuestros proveedores son de Castellón, los productos también”. Una cultura por el entorno que se amplía con medidas para minimizar el impacto ambiental, como el sistema implantado el pasado año para reutilizar el agua de las duchas de las zonas de acampada para las cisternas de los urinarios.

En lo musical, sobresalen Lauryn Hill, por primera vez en España, y Jimmy Cliff. El foro social (por el que han pasado las premios Nobel de la Paz Rigoberta Menchú y Shirin Ebadi, y el sociologo Zygmunt Bauman, entre otros muchos) abordará temas sobre la justicia universal, la situación de Gaza y las políticas de fronteras en el sur de Europa.