Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un concejal señala a un campo de tiro como origen del incendio de Málaga

La instalación deportiva había recibido quejas por falta de limpieza en la zona

La alarma saltó el domingo sobre la una de la tarde. En el paraje Los Anaya, en el Parque Natural Montes de Málaga, se desató un incendio que obligó a desalojar a 17 personas de un hotel rural y varias viviendas cercanas. La extensión del terreno afectado y el origen del fuego aún se desconocen, pero desde el Ayuntamiento de la capital apuntan a que se inició en un campo de tiro olímpico. Aunque, el delegado de Medio Ambiente de la Junta, Javier Carnero, se refirió a unas 250 hectáreas quemadas.

Las llamas arrasan el paraje de Los Anayas, el pasado domingo. ampliar foto
Las llamas arrasan el paraje de Los Anayas, el pasado domingo.

El Plan Infoca dio por controlado el incendio, al cierre de esta edición. Será ahora cuando la Brigada de Investigación de Incendios Forestales pueda trabajar para determinar las causas. Sin embargo, el concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Málaga, Julio Andrade (PP), estuvo el domingo en la zona afectada y aseguró haber visto el posible punto donde surgieron las llamas.

Andrade le hizo fotos a “la mancha del origen del fuego”, que podría ser el rastro de “unos neumáticos quemados”, junto a la tapia del campo de tiro de Guadalmedina. Cerca del cerco pudo observar, según relató, bolsas de basura, suciedad y hojarasca. “Ese campo está al lado de un pinar. Debería haber estado más limpio de lo que estaba”, aseguró el concejal. Este panorama le llamó la atención, pero aseguró que será labor de la Policía Científica averiguar las causas del fuego y si el campo de tiro cumple o no las normas de seguridad necesarias. “Yo no puedo acusar a nadie”, matizó.

La Asociación de Deportistas Afectados por las Irregularidades del Tiro Olímpico (Dairdeto) ya alertó el pasado marzo de irregularidades en este campo malagueño. La plataforma solicitó por carta al alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, el cierre cautelar de esta instalación deportiva. En el documento se aseguraba que el campo no cumplía la normativa de prevención contra incendios, ni el saneamiento de aguas residuales “negras o grises, que pueden contaminar los acuíferos del río Guadalmedina”. Denunciaban también la peligrosidad de los residuos inherentes al tiro, “considerados muy tóxicos al ser de plomo en su mayoría” y la existencia de neumáticos, plásticos y otros elementos no autorizados en algunas de las galerías. Dairdeto acudió un mes más tarde a la Junta, que desestimó la denuncia.

El delegado de Medio Ambiente estima que ardieron unas 250 hectáreas

El Gobierno central cedió los terrenos en 1972 para la práctica de este deporte. La Junta, actual propietaria de estas 5,48 hectáreas, amplió la concesión del campo en 2013, después de que la Federación Andaluza de Tiro Olímpico lo reclamara. Sin embargo, la plataforma asegura que no tiene licencia de apertura.

A pocos kilómetros de esta instalación descansa un pequeño reducto rural: el hotel Humaina. Lleva 15 años siendo el único en ese paraje idílico. Desde su creación su dueño, Juan María Luna, nunca había tenido que evacuar el hostal por culpa del fuego. Hasta el domingo, cuando un agente golpeó sus puertas para advertirles del incendio que se estaba extendiendo por la zona.

En el establecimiento se encontraban cuatro clientes y tres empleados, que abandonaron el hotel para refugiarse en una venta cercana. Juan María Luna, y su pareja se quedaron en el local preparando los mecanismos necesarios por si el fuego se acercaba demasiado. “Estamos tocando madera para que no vuelva a ocurrir”, sentenció Luna.

Por otra parte, otro incendio se declaró ayer por la tarde en Málaga. Los bomberos controlaron en pocas horas el fuego, que se produjo en un desguace del polígono Guadalhorce y afectó a una veintena de coches, informa Europa Press.

El siniestro enfrenta a Junta y Ayuntamiento

El incendio en los Montes de Málaga provocó un cruce de acusaciones entre el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre (PP), y el delegado de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Javier Carnero (PSOE). Para De la Torre, fueron pocos los medios aéreos que se desplegaron para sofocar el incendio declarado el pasado domingo en el paraje natural. Carnero, por su parte, acusó al regidor de tratar de politizar el suceso.

“No es mi tarea ni mi competencia, he dado mi opinión y como consejo, de manera constructiva, no he querido hacer erosión política”, respondió el alcalde. De la Torre argumentó, además, que la movilización no debe ser gradual. “Por lógica sale mucho más barato hacerlo desde el principio y el domingo había peligro por la temperatura y la sequedad para un parque natural, fruto de un esfuerzo histórico, que hay que proteger”, añadió.

Sin embargo, el delegado consideró las palabras del regidor “fuera de lugar” y añadió que De la Torre no debería meterse en el trabajo de los técnicos de extinción del Infoca ni del ingeniero forestal que está al frente del dispositivo. Carnero criticó también que a la zona no asistió “nadie del Ayuntamiento hasta las 18.30”. Afirmó que es una falta de “lealtad política” el tratar de “politizar un incendio” en el que, según recordó, más de 200 personas arriesgaron su vida para extinguir sus llamas.

El campo de tiro olímpico Guadalmedina también fue motivo de enfrentamiento entre ambas partes. El alcalde de Málaga consideró que la Junta no debería permitir que este espacio siga funcionando. “¿Qué hace ese campo de tiro al borde del parque natural, en una zona de vegetación?”, se preguntó el regidor. “Pero esta es una cuestión que no solo tiene que replantearse quien estuviera allí disparando y provocara el problema. Debería hacérsela también los que permiten que esté ahí esa instalación deportiva”, apuntó el alcalde.

Carnero recordó que las causas del incendio aún se desconocen y que es labor de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales esclarecer lo ocurrido, una labor que no se podrá realizar hasta que el fuego no esté totalmente controlado. Pero sí confirmó que el origen está cerca del campo.

El delegado aseguró que tomará las medidas necesarias e, incluso, si es preciso retirar la concesión por incumplimiento lo hará de “manera inmediata”. El socialista admitió que el campo de tiro se encuentra en esa zona por una concesión de la Junta en 2013, pero añadió que “las licencias de actividad las dan los Ayuntamientos”.