Herido grave un obrero de 37 años por inhalar gases tóxicos

Otros tres trabajadores que han usado maquinaria en un sótano cerrado están en observación

Cuatro hombres que estaban trabajando con hormigón en un sótano de la calle Azcona, en el barrio madrileño de Guindalera, han sido hospitalizados tras inhalar altos niveles de monóxido. Los trabajadores han llamado a los servicios de Emergencias después de que uno de ellos desfalleciera por los gases producto maquinaria que estaban usando para las obras de un aparcamiento subterráneo público. Este hombre, de 37 años, se encuentra en la UVI del Hospital de La Princesa en estado grave, informan fuentes del centro. Aunque ha llegado intubado al hospital, se encuentra estable y evoluciona favorablemente.

Los trabajadores estaban echando el hormigón en la instalación, cerrada al público según informa la agencia EFE, mediante maquinaria habilitada con un motor de explosión. La Policía Municipal está investigando las causas del accidente. 

El toxímetro, un aparato que mide los niveles de monóxido en sangre, ha detectado valores muy altos en los operarios. Los otros tres hombres intoxicados, de 37, 35 y 24 años, se encuentran en observación y su evolución es también favorable. Los bomberos se han encargado de ventilar el aparcamiento y han extraído el monóxido con ayuda de ventiladores eléctricos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción