Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Circuit quiere ser más que fiesta

El festival de ocio gay más grande de España amplía su oferta activista y de arte

El reclamo del Circuit Festival, que este miércoles empieza en Barcelona, ya es bien conocido. Unos 71.000 gays de todo el mundo —el 80% turistas-— tomarán la capital catalana durante 10 días de fiestas en polideportivos, piscinas públicas y en el parque acuático Isla Fantasía, su principal y fotografiado reclamo. Este año, sin embargo, la organización quiere también darle un giro cultural al evento y vincularlo al mundo del activismo. Es por ello que el programa incluye más de 15 actividades alternativas, que van desde el cine hasta charlas sobre la homofobia en África.

El festival sumará este año siete ediciones y se ha logrado consolidar como uno de los eventos de referencia a nivel mundial en el ocio gay. Los hoteleros lo ven como una oportunidad para subir la ocupación, por lo que han decidido apoyar firmemente al Circuit. El resto de alojamientos y negocios de la ciudad también encuentran en la cita, que este año será desde el 7 al 16 de agosto, un pico de ocupación y ventas importante. Sus organizadores calculan que el festival tiene un impacto de unos 100 millones de euros en la economía local. Con la programación alternativa, los organizadores del evento —el grupo Matinée— esperan que los participantes disfruten de otras ofertas de Barcelona y el Circuit acabe por convertirse en un verdadero evento para la ciudad.

Una de esas actividades es la ruta comentada Presencia LGBT en Barcelona, por la que se recorren sitios como el Arc del Teatre y la avenida Paral·lel, y se recuerdan personajes como el artista Ocaña y la represión que sufrió este colectivo durante la dictadura. También habrá dos exposiciones y performances en salas emergentes, como Escalera de Incendios, en la calle Parlament, y El Bigote del Señor Smith, en el Raval. Per sobre de totes les coses, la adaptación del musical norteamericano Bare, se presentará en el Teatro Gaudí y cuenta la lucha de un grupo de jóvenes que viven en un internado católico en los años 90. Los participantes del Circuit tendrán descuentos en los conciertos del Festival Mas i Mas.

El coaching y el activismo también están presentes en la guía de actividades. El NH Calderón, además de ser uno de lo hoteles oficiales del festival, es el epicentro de un ciclo de cine de temática lésbica. También habrá sesiones de inteligencia emocional y varias mujeres hablarán de su experiencia emprendiendo negocios orientados al público gay. La nota reivindicativa la aportará Amnistía Internacional, con una charla sobre la homofobia en el mundo.