Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torredembarra pone fin a la crisis política

Enric Grangel, del PSC, elegido alcalde de un gobierno de multipartito

El nuevo alcalde de Torredembarra, el socialista Enric Granjel.
El nuevo alcalde de Torredembarra, el socialista Enric Granjel.

El pleno de Torredembarra (Tarragonès) ha elegido este jueves nuevo alcalde. Se trata de Enric Grangel, del PSC, que ha obtenido 12 votos a favor y 4 abstenciones gracias al pacto para la gobernabilidad del municipio firmado por CiU, PSC, PP y ERC. Los partidos acordaron la elección de Grangel el pasado día 25 en un acuerdo que comportaba la renuncia del ya exalcalde, Pere Font (CiU), imputado por presuntos delitos contra la administración pública. Grangel pilotará el Consistorio junto a los partidos firmantes del pacto hasta las próximas elecciones municipales. Al acuerdo previsiblemente se unirá una quinta formación, la Agrupación Democràtica Torrenca. Grangel ha afirmado que la situación económica y administrativa del Ayuntamiento es caótica, por lo que encargará un estudio económico para descubrir en qué punto se encuentran las finanzas municipales.

La elección de Grangel cierra la grave crisis política abierta en el Consistorio desde el pasado 26 de junio, cuando la Guardia Civil y el juzgado de Instrucción 1 de El Vendrell (Baix Penedès) llevaron a cabo una operación contra la corrupción en el Ayuntamiento. Los agentes detuvieron al entonces alcalde, Daniel Masagué (CiU), a un empresario local y a seis ediles del anterior equipo de gobierno, formado por CiU, PP y los independientes GIT. Todos se encuentran en libertad acusados de presuntos delitos contra la administración pública por un cúmulo de posibles ilegalidades, como pagos mensuales a una consultora, la adjudicación de obras y contratos, o el pago de alquileres desorbitados.

El nuevo gobierno incluye a ediles imputados. Podrán participar en la toma de decisiones, que se debatirán en comisiones, pero en un principio no tendrán ninguna regiduría bajo su poder. “La gran capacidad de CiU es que se ha reinstalado en este gobierno”, ha criticado Lluís Suñé, edil de Alternativa Baix Gaià (ABG). Grangel se ha referido al secretario municipal, al que retornarán todas las competencias. “Ha sido quien se ha llevado más desprecios, Torredembarra tiene una deuda con él”, ha explicado el socialista. El PSC junto a ERC y vecinos particulares habían interpuesto una veintena de denuncias contra Masagué y el anterior gobierno local desde 2012. Entre otros, acusaron a Masagué de contratar a informes externos para “puentear” al secretario municipal en la toma de decisiones.

Tras la detención de Masagué, fue designado alcalde accidental Ignasi Duran (GIT). Después ostentó el cargo Paquita Felguera (CiU), quien acabó renunciando a sus responsabilidades de gobierno nombrando teniente de alcalde a Grangel. Este tenía que ser ratificado en un pleno celebrado el 14 de julio, pero no obtuvo suficientes apoyos. Font se presentó por sorpresa al cargo y al ser el candidato de la lista más votada en las últimas elecciones pasó a ser designado alcalde automáticamente, a pesar de no conseguir ningún voto a favor, ni el suyo propio. Font, de Convergència Democràtica de Cataluña (CDC) fue duramente criticado por sus socios de federación. Unió Democràtica de Cataluña pidió públicamente su renuncia y abogó por constituir un gobierno de consenso, tal y como ha acabado oficializándose hoy.

Este jueves el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Miguel Ángel Gimeno, y el presidente de la Audiencia de Tarragona, Javier Hernandez, se reunieron con el titular del juzgado de instrucción 1 de El Vendrell, que instruye el caso de Torredembarra. “Con esta reunión se quería conocer la complejidad de la causa que se está instruyendo en el juzgado, donde se encuentran implicadas diversas autoridades del Ayuntamiento de Torredembarra, y las posibles necesidades del juzgado para que la instrucción se no retrase más de lo habitual por falta de medios”, informó el TSJC tras el encuentro. Los jueces comentaron una posible solicitud de más medios al Departamento de Justicia. El TSJC explicó que las diligencias de este caso en el juzgado se abrireron a finales del 2013. “El juez de El Vendrell es quien ha ido dirigiendo, desde el primer momento, toda la investigación que ha llevado a cabo la Guardia Civil”, concluyó el TSJC.

Por otra parte, el consejo de administración de la empresa La Cala Gestió SL, dependiente del Ayuntamiento de L'Ametlla de Mar (Baix Ebre) prescindió ayer de los servicios de la consultora Efial. El Juzgado de Instrucción número 1 de Tortosa investiga el papel de Antonio Martos como gerente de la sociedad municipal La Cala Gestió y, al tiempo, socio mayoritario de Efial. Entre 2010 y 2012, Cala Gestió habría adjudicado a Efial dos contratos valorados en 465.000 y 396.000 euros, respectivamente. Además, en la denuncia que desencadenó el caso de Torredembarra también está implicada Efial, que también está denunciada por la adjudicación por parte del Ayuntamiento de Ascó (Ribera d'Ebre) de la gestión de la empresa municipal Ascó Servicios por razones similares a las que se han dado en L'Ametlla de Mar.

 

 

Más información