Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los regantes de la Ribera no aceptarán más cesiones de agua al sur que el trasvase

Rechazan permutar 12 hectómetros de Alarcón para beber por otros tantos de Bellús para riego

Un momento de la entrega de premios de Xúquer Viu 2014.
Un momento de la entrega de premios de Xúquer Viu 2014.

Los regantes de la Ribera no aceptarán otra línea de agua para las comarcas del sur de la Comunidad Valenciana más allá del trasvase Júcar-Vinalopó, que esta semana se puso en marcha desde el azud de la Marquesa, en el término municipal de Cullera.

La nueva idea del Consell de la Generalitat de permutar 12 hectómetros anuales del pantano de Alarcón para uso doméstico, por otros tantos del embalse de Bellús para riego, tampoco es aceptada. Así lo expuso públicamente la noche del viernes en l'Alcúdia José Pascual Fortea, presidente de la Comunitat de Regants de Sueca y portavoz de la Unidad Sindical de Usuarios del Júcar (USUJ).

Fortea desmintió las declaraciones realizadas el pasado jueves en el Mareny de Barraquetes por José-Alberto Comos, director general del Agua de la Generalitat, en el sentido de que falta “un centímetro” para que los usuarios de la Ribera acepten la propuesta del Consell ante las exigencias del Vinalopó y l'Alacantí.

El portavoz de los regantes del Júcar no dudó en afirmar que Comos y el presidente Alberto Fabra “no tienen ni idea”. Y fue más allá cuando consideró una irresponsabilidad de ambos, y del "superconseller" José Císcar”, olvidar a la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) y a representantes de la cuenca cedente en el acto protocolario del inicio de distribución del agua del Júcar llegada al Vinalopó esta misma semana. Para Fortea, “la Generalitat no pinta nada en toda esta historia porque estamos hablando de una competencia estatal administrada a través del la CHJ”.

Dijo que no van ceder “ni un litro para que comercialicen con ella”. Aseguró haber estado esta misma semana en el Vinalopó Mitjà donde “nos entendemos porque ellos son regantes como nosotros”. Criticó que se quiera abrir una concesión del Júcar, de uso doméstico, para las tierras valencianas del sur cuando “se le niega a la Ribera”.

La Generalitat ultima un proyecto para abastecer a esta comarca de agua de calidad, sin el exceso de nitratos que presenta actualmente. Ya llega a un buen puñado de poblaciones. Esta se potabiliza en el término de Alzira y es adquirida a 0,07 céntimos a la Acequia Real del Júcar, con quienes el Estado se ha comprometido a aportarles 50 millones de euros para la modernización de sus infraestructuras. “En la Ribera Baixa tenemos claro que no vamos a ceder y que es necesaria una concesión directa y gratuita para agua de boca; la rata la tenéis en la Ribera Alta”, dijo Fortea.

Además, anunció que los regantes tradicionales del Júcar, valencianos y manchegos, se están planteando recurrir el nuevo plan hidrológico del río ante el Tribunal Constitucional.

Tarquim Pudent para José-Alberto Comos

Los cerca de 600 asistentes a la cena anual de la asociación Xúquer Viu, celebrada en la Plaça Tirant lo Blanch de l'Alcúdia, concedieron el premio Tarquim Pudent (Cieno Pestilente) al director General del Agua y exgerente de la Fundación Agua y progreso, José Alberto Comos. Éste triplicó los votos recibidos por el eurodiputado del Partido Popular y exministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete; y cuadruplicó los sufragios que optaron por el vicepresidente del Consell, José Ciscar.

El premio Aigua Clara fue en esta ocasión para la Comunitat de Regants de Sueca “por su defensa del río, oposición a transvasar desde aguas arriba del azud de la Marquesa y estar en primera fila en las movilizaciones que Xúquer Viu y la comarca de la Ribera han protagonizado desde hace años”. La junta directiva del sindicato de riegos suecano, encabezada por el propio Fortea, recibió el reconocimento en medio de una ovación cerrada por parte de los asistentes.