Una plataforma luchará contra la ampliación de La Maquinista

El proyecto contempla recalificar un terreno para aumentar el centro comercial y 600 viviendas

Los vecinos de Sant Andreu han dado un paso adelante y se han organizado para intentar evitar lo que consideran la mayor amenaza para el barrio: la ampliación del centro comercial de La Maquinista.

El alcalde Xavier Trias quiere recalificar un gran solar industrial para que el centro comercial pueda ampliar sus instalaciones y construir unas 600 viviendas, que se concentrarán en cinco grandes torres. El terreno pensado para esta operación está justo enfrente del actual centro comercial y actualmente se utiliza como aparcamiento. Para compensar el beneficio millonario que obtendrá el centro comercial, propiedad de la multinacional Unibail-Rodamco, la empresa tendrá que financiar la construcción de la escuela La Maquinista, que lleva seis años en barracones. Este centro educativo tendría que pagarlo la Generalitat.

“Denunciamos que el Ayuntamiento se está vendiendo a los poderes económicos” denunció ayer Santi Serra, presidente de la asociación de vecinos de Sant Andreu. José María Fanlo, de la asociación del Bon Pastor aseguró que la administración “no tiene ninguna excusa para no construir la escuela” ya que en el barrio “hay suelo público” que podría servir para albergar el nuevo centro y además el Ayuntamiento ha tenido un superávit de 140 millones que se podrían usar para adelantar el dinero que cuesta el equipamiento a la Generalitat como ya ha pasado en dos escuelas de la Barceloneta y Gràcia.

Además de las asociaciones de vecinos de Sant Andreu, el Bon Pastor, Sant Andreu-Nord y la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (Favb) también forman parte de la nueva plataforma el sindicato CCOO y los ejes comerciales de los barrios del entorno, incluidos los de Sant Martí. Temen que con la ampliación del centro comercial “el barrio se quede vacío” y pierdan más ventas. “Están cambiando el modelo de ciudad. Ha llegado el momento de decir basta!”, dijo ayer Pròsper Puig, presidente de la los comerciantes de Sant Andreu.

El plan del Ayuntamiento ha provocado una importante tensión en el barrio, ya que la AMPA de La Maquinista quiere a toda costa que se construya la escuela ya que sus hijos llevan seis años en barracones pero los vecinos, que consideran que esta operación es un “chantaje”, exigen que la construcción se lleve a cabo sin la ampliación del centro comercial.

El proyecto ya tiene la aprobación inicial y CiU confía en que el PP le dará su apoyo para lograr la polémica ampliación.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS