La Guardia Civil acusa a seis vecinos de Estepa por los incidentes del sábado

Un juez ordena el ingreso en prisión de dos de los tres detenidos del clan de los Chorizos Se les atribuye delitos de desorden público, daños y resistencia y desobediencia

Concentración de los vecinos frente al Ayuntamiento, el domingo.
Concentración de los vecinos frente al Ayuntamiento, el domingo. Laura León

La Guardia Civil ha acusado a seis vecinos de Estepa (Sevilla) por su presunta implicación en el asalto, el pasado sábado, de las viviendas de dos familias a las que acusan de los robos que sufren desde hace años y que, en los últimos meses, se han intensificado. La Guardia Civil les atribuye los delitos de desorden público, daños y resistencia y desobediencia. Asimismo, un juez ha ordenado el ingreso en prisión sin fianza de dos de los tres miembros de las familias acusadas de estos robos (conocidas como el clan de los Chorizos), quienes fueron detenidos el domingo en Sevilla en posesión de supuestos objetos robados.

Tras prestar declaración, los seis vecinos acusados han quedado en libertad. La Guardia Civil les interrogó para esclarecer su presunta implicación en los hechos del sábado, cuando, tras una concentración sin autorización de unas 400 personas, los manifestantes asaltaron y desvalijaron seis casas del clan. Dos de las viviendas también fueron incendiadas, aunque los manifestantes niegan que fuesen ellos. Además, los ciudadanos mantienen que de estas viviendas solo sustrajeron las pertenencias robadas. Durante la declaración de los acusados, decenas de vecinos se concentraron frente al cuartel.

En cuanto a los tres detenidos del clan de los Chorizos, dos hombres y una mujer, el juez de guardia de Sevilla ha decretado el ingreso en prisión de los dos varones —la mujer fue puesta en libertad por la Guardia Civil—. Les imputa un delito de robo en casa habitada. Los miembros del clan fueron detenidos el domingo, a las 19.30, en Sevilla. Tras ser identificados en Puente Genil (Córdoba), municipio del que se marcharon voluntariamente tras intentar ocupar una vivienda, según la Guardia Civil, fueron interceptados a la altura de la barriada de la capital andaluza de Los Pajaritos.

En la furgoneta viajaban 10 personas, en concreto, cuatro hombres, tres mujeres y tres menores de edad. Los agentes encontraron en el vehículo un sofá, un frigorífico y colchones, además de dos muebles pequeños. Según la Guardia Civil, los objetos fueron robados el sábado en Estepa. La mujer detenida no viajaba en la furgoneta sino en un Audi A-3 y fue arrestada por conducir sin tener puntos en su carné.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50