Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
bilbao

Recepción de Areso a los participantes en el programa ‘Vacaciones en Paz’

El alcalde pide que guarden "un grato recuerdo" de la ciudad, para que cuanto sean mayores la visiten

Recepción en el Ayuntamiento de Bilbao a los participantes en el programa de 'Vacaciones en Paz'.
Recepción en el Ayuntamiento de Bilbao a los participantes en el programa de 'Vacaciones en Paz'.

El alcalde de Bilbao, Ibon Areso, ha afirmado, en la recepción a los niños saharauis y de Europa del Este participantes del programa "Vacaciones en paz" que el objetivo es que los niños "lo pasen lo mejor posible" y guarden "un grato recuerdo" de la ciudad, para que cuanto sean mayores la visiten

Ha asegurado también que en el programa "Vacaciones en paz" concurren tres elementos, como son El Frente Polisario y las organizaciones que hacen "viable y posible" la iniciativa, las familias de acogida, "sin las que sería imposible" la puesta en marcha de la iniciativa y la llegada de los niños a Bilbao.

"El objetivo -les ha dicho- es que lo paséis lo mejor posible, que tengáis luego un grato recuerdo de nosotros, que cuando luego seáis mayores, algún día nos visitéis, nos recordéis y también las familias que vinieron con vosotros".

Por su parte, la concejal de Igualdad, Cooperación y Ciudadanía, Oihane Agirregoitia, les ha dado la bienvenida y ha mostrado su esperanza de que los pequeños disfruten "mucho" su estancia en la ciudad.

Ha destacado también que han sido un total de 75 las familias bilbaínas las que se han "animado a participar en el programa" y a acoger a los niños, algo que ha agradecido. Ha mostrado también su gratitud a las asociaciones que "hacen posible que el programa funcione".

Por su parte, el delegado del Frente Polisario en Euskadi, Mohamed Fadel, ha expresado su agradecimiento al alcalde de Bilbao, al propio Ayuntamiento y a las asociaciones que reciben anualmente a niños saharauis, que provienen de una "zona inhóspita".

Ha agradecido también la "hospitalidad bilbaína, que acoge a estos niños a los que, de algún modo se les devuelve una sonrisa que les ha sido secuestrada por unas circunstancias en las que ellos no han contribuido de ningún modo". Ha hecho extensivo su agradecimiento a todo el pueblo vasco, "que siempre ha estado disponible, generoso y con recibimientos cálidos a ese sector expuesto y vulnerable que constituyen los niños".

Desde la Asociación Chernobil, Quico Saez, ha afirmado que "no hay límite de tiempo ni palabras para agradecer" lo que las familias de acogida hacen por estos niños.