Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal acusa a la alcaldesa de Bormujos por el bolso que recibió de un empresario

El ministerio público cree que el regalo es un cohecho por su voto en la moción de censura

La alcaldesa de Bormujos, Ana Hermoso, sale de los juzgados este lunes. Ampliar foto
La alcaldesa de Bormujos, Ana Hermoso, sale de los juzgados este lunes.

La Fiscalía de Sevilla y la acusación popular que ejerce el PSOE han acusado de un delito de cohecho a la alcaldesa de Bormujos (Sevilla), Ana Hermoso (PP), por haber recibido supuestamente un bolso de marca Loewe a cambio de votar a favor de una moción de censura para expulsar en 2005 al PSOE de la alcaldía. El fiscal ha pedido al juez Carlos Mahón que instruye el caso, que un perito realice una tasación del bolso para cuantificar su valor exacto.

La regidora ya admitió ante el juez que el empresario Jesús Calvo le había obsequiado dicho bolso, pero alegó que el presente había sido un regalo “amoroso” por una relación esporádica que habían mantenido. A continuación, el empresario, imputado en la trama Gürtel, ratificó ante el juez la versión exculpatoria de la regidora sobre que mantenían una relación sentimental desde 2003 y el bolso fue un regalo personal. Tras la moción de censura accedió al poder en Bormujos el independiente Baldomero Gaviño.

El fiscal ha pedido que el procedimiento continúe tramitándose por la ley del jurado, informó Europa Press. Ahora el magistrado decidirá si archiva la causa, derivada de una grabación oculta en la que la alcaldesa reconocía haber recibido el bolso, o si dicta un auto para acusar de manera formal por cohecho a la dirigente popular.

Durante la preparación de la moción de censura, según sostuvo el fiscal, Hermoso viajó a Madrid y allí el empresario Calvo Soria entregó como “presente” a Hermoso el bolso. El letrado del PSOE, Alfonso Martínez del Hoyo, ha informado de que el partido socialista colaborará “lealmente” en la investigación “desde una perspectiva estricta de responsabilidad en el ejercicio de la acusación popular”. De su lado, el abogado que ejerce la defensa de Ana Hermoso se opuso a la imputación al entender que la acusación “no se sostiene”, e insistió en que el bolso no era una “dádiva”, sino “un regalo amoroso” que le hizo a la alcaldesa el empresario.

En caso de que el juez decida acusar formalmente a Hermoso, la alcaldesa sería enjuiciada por un jurado popular, al tratarse de un delito de cohecho. La fiscalía aportó las grabaciones en las que la alcaldesa reconoce que a cambio de su voto recibió el bolso, valorado en unos 1.000 euros.