Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primarias al segundo intento

La dirección de IU confía en que alguno de los rivales de Maíllo haya logrado reunir los avales

Antonio Maíllo.
Antonio Maíllo.

Tras alargar de manera inesperada una semana más el plazo para la recogida de avales, este lunes se conocerá si el coordinador de Izquierda Unida, Antonio Maíllo, será elegido en urna candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía o si lo será, como siempre, por la decisión mayoritaria del consejo andaluz, el máximo órgano entre asambleas. La dirección de IU confía en que estos siete días hayan servido para que alguna o algunas de las cinco personas que se apuntaron a esta carrera haya conseguido reunir las 372 firmas de militantes necesarias para que las primeras primarias que celebra IU de Andalucía sean un hecho.

El responsable de Comunicación de IU, Javier Moreno, ha asegurado este domingo “desconocer” cómo va el recuento, aunque ha expresado su deseo de que al menos dos de los pretendientes en liza lo logren. De no hacerlo, sería un fracaso en toda regla, porque este es el segundo intento de IU de Andalucía de celebrar primarias.

Hace justo una semana, la federación de izquierdas acordó prorrogar el proceso ante la baja participación de sus militantes. Apenas el 34% de sus afiliados (2.546) había avalado a alguno de los seis pretendientes y tan sólo Maíllo logró superar el 5% de las firmas requeridas. Se alzó con 2.080 avales. El resto de aspirantes se repartieron 466 apoyos. En un primer momento, IU consideró cerrado el proceso y consideró el resultado como “una muestra de la cohesión y el liderazgo” del coordinador regional. También se puso fecha (el 11 de julio) al consejo andaluz que ratificaría la candidatura de Maíllo. Hora y media después de esta proclamación, la ejecutiva dio marcha atrás y prolongó el periodo de recogida de avales. Nadie de la dirección de IU ha explicado todavía por qué lo que era válido en un primer momento no lo era 90 minutos después.

Los simpatizantes sólo podrán votar si hay más de una candidatura

En esta decisión pesan varias circunstancias, dejando claro que la candidatura de Antonio Maíllo ni está en cuestión ni corre el riesgo de no salir, porque tiene ahora mismo un respaldo y una autoridad interna reconocida casi insólita. Habría que remontarse a los tiempos de Julio Anguita para hallar una comparación similar.

Los resultados de Podemos —cuarta fuerza en España y la quinta en Andalucía— en las elecciones europeas han acongojado a IU, que se ha visto superada por su izquierda por la organización que lidera Pablo Iglesias. Cuando IU convocó las primarias tomó la decisión de abrir esta elección a los simpatizantes. Esta decisión internamente no es pacífica porque les concede casi los mismos derechos que a los militantes, sujetos a una disciplina, exigencia y a un compromiso mayor.

Pero los simpatizantes sólo podrán votar si antes los candidatos convencen a un mínimo de 372 afiliados. En IU se han apuntado en el censo de simpatizantes 6.563 personas, una implicación que les refuerza organizativamente pero que podría quedar en nada si al final las primarias no son abiertas.

Otro argumento de peso es que IU de Andalucía ha sido la primera organización en dar este paso que, dado su peso en la organización federal, también tendrá que asumir el coordinador general, Cayo Lara.