Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El grupo de apoyo a los dos huelguistas condenados a prisión pide un nuevo juicio

El grupo de apoyo a los afectados cree que un derecho no puede perjudicar a quien lo ejerce

Carmen Bajo y Carlos Cano, el 30 de mayo durante una manifestación contra su condena en Granada. Ampliar foto
Carmen Bajo y Carlos Cano, el 30 de mayo durante una manifestación contra su condena en Granada.

El caso de Carlos Cano y Carmen Bajo, un estudiante de medicina y una mujer en paro que han sido condenados a tres años de prisión por su actuación en un piquete durante la huelga general de 2012, inicia una nueva vía. El grupo de apoyo jurídico que les ofreció asesoramiento profesional tras conocer el caso ha solicitado a la Audiencia de Granada un incidente de nulidad de las actuaciones. Esto es, persigue que se repita el juicio que acabó con la condena de ambos.

Aunque la Audiencia ratificó la sentencia dictada en su día por el Juzgado de lo Penal 1 de Granada, el grupo de juristas considera que pudo haber una vulneración de derechos fundamentales. En su opinión, “las pintadas y las voces” que se le atribuyen en los hechos probados de la resolución son “levísimos”. Que se les condene con tres años de prisión es debido a su relación con un derecho fundamental, como es la huelga, pero la jurisprudencia del Tribunal Constitucional establece que el ejercicio de uno de esos derechos fundamentales no puede volverse en contra de quien lo ejerce, como sería el caso, según explicó Ariana Sánchez, portavoz del colectivo que apoya a los condenados.

La pena de tres años de cárcel es firme tras ratificar la Audiencia lo dictado por el juzgado de lo penal, pero cabe la posibilidad de este recurso de tipo excepcional que se presenta en el mismo órgano. La portavoz del colectivo indicó, además, que el incidente se acompañó de la petición de suspensión de la entrada en prisión de los dos condenados, después de que el juzgado emitiese la ejecución y, por tanto, diese orden de su ingreso en prisión. Según Sánchez, habrá que esperar ahora la decisión de los magistrados al respecto.

En cualquier caso, Carmen, de 54 años, ya había conseguido recientemente un aplazamiento de su ingreso en la cárcel. En concreto hasta el 31 de julio. A Carlos, por su parte, se le había denegado, por lo que confían en que este proceso suponga un retraso hasta que no haya resolución judicial.

El grupo trabaja de forma paralela en el indulto de los condenados, pese a esta vía que han iniciado ahora en la Audiencia.

El Ayuntamiento de Granada verá en pleno también la petición de indulto. El grupo de IU va a solicitar a la Corporación al completo que la apoye por una sentencia que consideran “nada ejemplarizante”.

Stop Represión ha convocado el día 28 manifestaciones por diversas ciudades en apoyo de Carlos y Carmen. Los dos piquetes están condenados por un delito contra el derecho de los trabajadores por su actuación durante un piquete informativo del 15-M en la huelga general convocada el 29 de marzo de 2012.