Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Romeu promociona a Madina con duras críticas a Ximo Puig

El vicesecretario de los socialistas asegura que el secretario general respalda a Sánchez

Francesc Romeu, vicesecretario general y portavoz de la ejecutiva del PSPV, ha vuelto a poner en práctica una de sus características políticas favoritas, consistente en atacar al secretario general del PSPV-PSOE para hacer notar un peso en la organización que nunca ha sido contrastado. Romeu, en su día, ya se enfrentó a Jorge Alarte cuando este ocupaba la secretaría general de los socialistas valencianos. Ahora ataca a Ximo Puig, secretario general del PSPV y candidato a la presidencia de la Generalitat.

Según Romeu, en unas declaraciones efectuadas a Europa Press, “la estructura de poder orgánico del PSPV ha saltado por los aires”. El portavoz de los socialistas asegura que Puig atraviesa un momento de “debilidad absoluta” tras la convocatoria del Congreso extraordinario del PSOE que “ha abierto las viejas heridas, debilitando enormemente a Ximo Puig que se veía sobrado tras las primarias”.

La clave del ataque de Romeu, como el mismo reconoce, se encuentra en la convocatoria del congreso socialista. El líder del PSPV apoyó desde un principio la candidatura de Susana Díaz para la secretaría general; pero al renunciar esta, quedó en una posición desairada y dio un paso atrás afirmando que la ejecutiva de los socialistas valencianos mantendrá una “neutralidad activa” en el proceso de elección del futuro secretario general del PSOE, al que se presentan como candidatos más destacados Eduardo Madina y Pedro Sánchez. Romeu cree que el principio de “neutralidad activa” que defiende Puig es falso porque, según dice, “todo el mundo sabe que apoya a [PEDRO]Sánchez”. Un apoyo que, en su opinión, debilita a Puig “dentro y fuera del PSOE”.

Esa debilidad, según el teórico portavoz del PSPV, vendría dada por la posición de fuerza que Madina tiene en la federación socialista valenciana con un 60% de los votos, mientras que Puig, que respalda a Sánchez —“en silencio”—, se encuentra en minoría porque, entre otras razones, “todos los que ayudamos a Ximo a que fuera candidato y secretario general estamos en otro bando”. Madina cuenta en el PSPV con el apoyo de Romeu, de la familia Pajín y del secretario provincial de Alicante, David Cerdán. Ciprià Císcar ya ha comunicado que no apoyará al político vasco; pero no es seguro que esa sea su posición final.

Francesc Romeu, que pese a su condición de vicesecretario general del PSPV se deja ver poco o no acude directamente a las reuniones de la ejecutiva de la que forma parte, criticó que Puig manifestara el apoyo unánime de los socialistas valencianos a Susana Díaz, calificando esta afirmación de “tremendo error” porque él no fue consultado y porque la presidenta de la Junta de Andalucía “no llegó a ser candidata”. La retirada de Díaz provocó, siempre según Romeu, que se frustrara “el intento” del secretario de Organización del PSPV, Alfred Boix, de ocupar este cargo en el PSOE que habría sido lo que “José Blanco [exsecretario federal de Organización con Rodríguez Zapatero] ofreció para que Ximo [PUIG]apoyara a Susana Díaz”. En opinión del portavoz nominal del PSPV, el secretario general de los socialistas valencianos está “perdido” al no existir la candidatura de la presidenta andaluza.

</IL>Según Romeu, los porcentajes de votos que obtendrían los candidatos a la secretaría general del PSOE serían los siguientes: Eduardo Madina lograría alrededor del 60%; Pedro Sánchez no llegaría al 40% y el resto serían para José Antonio Pérez Tapia, al que apoyan Izquierda Socialista y la Federación de Servicios Públicos (FSP) de la UGT que lidera Luis Lozano.