Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Idoate se lleva la consolación

Supera en la recta final a Urrutikoetxea (22-17) en un partido plagado de empates

En este año, la consolación es cosa de Asegarce. Los triunfos quedan para Aspe. Por eso en el Labrit, Idoate y Urrutikoetxea han librado este sábado la honrilla del partido por el tercer puesto del manomanista. En el Atano III siguen vendiendo entradas para el duelo del próximo domingo por la txapela entre Retegi Bi y Martínez de Irujo. La cara y cruz de la cosecha de temporada.

En la cancha navarra se ha asistido al partido de los empates. Como si nadie se atreviera a imponer su autoridad, como si la igualdad fuera tan manifiesta que el marcador se empeñaba enreflejarlo, o, quizá, porque no había nada más en juego que la consolación. El desenlace ha sido favorable al delantero navarro por un 22-17, decidido en la recta fina, precisamente cuando Urrutikoetxea ha vuelto a pinchar en su rendimiento ante una reacción fulgurante de su rival.

De entrada, Urrutikoetxea parecía crecido. Se le notaba a gusto, soltaba la mano con intención y ponía los tantos de su lado. Incluso ha dispuesto de una ventaja de hasta seis tantos con el 7-1 que se antojaba un augurio del desenlace posterior. Pero en el mano a mano hay que esperar. Idoate, además, está comprometido con el sacrificio. Sabe luchar porque lleva tiempo queriendo un hueco que se le niega en la parte más comprometida de la élite. Y en este manomanista lo ha hecho bien hasta llegar a las semifinales que ya es un logro.

Con este empeño, Idoate ha igualado el marcador. A partir de ahí cada pelotari de Asegarce parecía mirarse de reojo como si no tuviera la suficiente confianza en marcar distancias. Se han alternado interminables igualadas a 11, 14 y 15 hasta que ha llegado el momento previo a la decisión. Urrutikoetxea iba por delante 17-15 y no se daba cuenta de que Idoate estaba con la rabia contenida. Cuando ha explotado ha forzado el último empate, a 17, y desde ahí se ha ido hasta el último cartón.

Todo el interés se centra ahora en la final manomanista del próximo domingo

Cuando le vienen mal dadas a Urrutikoetxea hay que prevenir de este tipo de pájaras que habitualmente aprovechan sus rivales. Ha visto impotente cómo Idoate cubría una tacada determinante para resolver el partido y le dejaba sin un premio que fundamentalmente está concebido para el consuelo. Asegarce ya ha cumplido la temporada antes de que vengan los torneos de verano. Aspe, en cambio, adquiere todo el protagonismo ante la final del próximo domingo en un ambiente de euforia dentro de la empresa: lo han ganado todo