Aumenta el número de españoles que recurre a Cáritas en Alicante

El perfil de las personas que reclama ayuda ha cambiado tras la crisis

La crisis económica persiste, las familias sin ningún tipo de ingreso aumentan y los parados de larga duración también. “No debemos bajar la guardia porque si la sociedad se acostumbra a la crisis corremos el riesgo de que se cronifique esta situación”, advirtió ayer el obispo de Alicante, Jesús Murgui, en la presentación de la memoria anual de actividades de Cáritas.

Los datos sobre las personas que necesitan ayuda hablan por sí mismos. El número de atendidos ha aumentado un 13% respecto a 2012, cuando ya se registró un incremento de un 30% respecto a 2007. En el último año se atendieron a 81.311 personas, de las cuales 34.606 fueron hombres y 46.702 mujeres, un 60% aproximadamente. Y el perfil del que demanda ayuda también ha cambiado. Ahora, el 57% son españoles y el resto, inmigrantes, cuando hace unos pocos años la tendencia era precisamente la contraria.

La memoria desvela sobre las necesidades de las familias que la prioridad son ayudas para alimentación y para asumir los gastos de agua, gas, electricidad y alojamiento. No obstante, Cáritas ha denotado un incremento en la solicitud de ayudas para “material escolar o el comedor de aquellos hogares en los que hay menores”.

Sobre el programa de personas sin hogar, en 2013 se atendió a 1.530 personas en proyectos de acompañamiento, a los que se ofreció “alojamiento, alimentación, ropa, medicación, tramitación de ayudas, asistencia a cursos y talleres, seguimiento social y psicológico, orientación laboral”.

La crisis en cifras

  • 81.311 personas fueron atendidas por Cáritas en 2013, lo que supone un 13% más que el año anterior.
  • 34.606 fueron hombres y 46.702 mujeres, y la mayoría, un 60%, españoles y el resto, inmigrantes.
  • Las principales necesidades son comida y ayudas para pagar la luz o el agua. En los últimos meses aumentan también la demanda de material escolar o comedor.
  • Otro informe de CC OO cifra en 53.00 los hogares en Alicante que no reciben ninguna ayuda económica.
  • Según la EPA 29.500 personas que viven solas no cobran nada.

Los datos de Cáritas coincidieron ayer con la difusión de otro informe del sindicato CC OO que desvela que el número de hogares que no perciben ningún tipo de prestación ha aumentado en 12.900 en el último año. Alicante es la provincia de toda la Comunidad Valenciana con mayor número de hogares sin ingresos: 53.500 familias no perciben ninguna ayuda económica, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). Además, otras 29.500 personas viven solas sin ingresos, lo que significa un aumento de 8.400 en un solo año.

CC OO considera que estas familias están en situación de “pobreza absoluta”. El sindicato remarca que estas cifras se visualizan en que cada día hay “menores que no hacen una comida al día en condiciones, el impago de las hipotecas y gente buscando en los contenedores de basura”. En una nota de prensa el sindicato insta a los políticos y a los empresarios a evitar “los discursos grandilocuentes y demagógicos que ven cerca la recuperación económica”.

El informe anual de Cáritas en el desglose de inversiones realizadas durante el año 2013, recalca que las áreas de acogida, asistencia, empleo, inserción laboral, personas sin techo, mujeres, inmigrantes y enfermos de sida “son los apartados que encabezan el mayor volumen presupuestario”. Los datos económicos que, en opinión de Cáritas, “son un fiel reflejo de la evolución que presenta en estos momentos la realidad de la exclusión social en la diócesis”.

El informe anual refleja, además, que la ayuda social ha supuesto una inversión de 4,2 millones de euros, un 5,46% más que en 2012. Además, el 62,12% —2,6 millones—, se destinaron a acogida y asistencia a personas en riesgo de exclusión social, mientras que un 14,08% —601.285 euros—, sirvió para intervenir en colectivos vulnerables como mujeres, jóvenes, mayores y enfermos de sida.

El resto de los ingresos se reparten entre empleo e inserción socio-laboral, acción comunitaria rural y urbana, formación, comunicación y sensibilización, cooperación internacional y administración, gestión técnica, seguimiento sobre el terreno y evaluación.

En cuanto a la procedencia de los recursos económicos cabe destacar que en un 72,13% llegan desde el ámbito privado, colectas y donaciones —unos 3,1 millones de euros—, mientras que el resto —1,1 millones—, proceden de inyecciones públicas.

En la presentación del informe se subrayó “la gran labor” que ejercen los voluntarios de la ONG católica “dando respuesta de una manera eficaz, cercana y resolutiva”. En medio de tanta necesidad y penuria también destaca el rostro solidario y anónimo. Según datos de Cáritas en Alicante, durante el último año el número de voluntarios creció en un 18%. Las cifras hablan por sí solas ya que de las 1.689 personas que trabajaron y colaboraron el pasado año, 1.636 han sido voluntarias, mientras que el personal técnico comprende solo a 53 personas.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50