Proclamación Felipe VI

120 francotiradores vigilarán el itinerario de la coronación

Cerca de 6.000 policías y guardias civiles blindarán mañana la capital 2.100 antidisturbios controlarán el recorrido del Rey Felipe VI

Agentes del GEO vigilan la plaza de Neptuno.
Agentes del GEO vigilan la plaza de Neptuno.álvaro garcía

La capital estará mañana igual de blindada que hace diez años cuando se casó el príncipe de Asturias. La llegada al trono de Felipe VI supondrá un enorme despliegue de policías y guardias civiles para evitar que cualquier altercado desluzca el solemne acto. El grueso de la seguridad recaerá en el Cuerpo Nacional de Policía, que ha destinado 4.300 agentes, entre los que destacan los 120 francotiradores que estarán apostados en los tejados de todo el recorrido y en los puntos más críticos del acto: el Palacio de Oriente y el Congreso de los Diputados.

Madrid estará protegido por aire, tierra y subsuelo durante las tres horas que durarán el grueso de la coronación de Felipe VI. Por aire, el espacio aéreo de la capital estará totalmente cerrado para evitar que cualquier aeronave sobrevuele la ciudad. Tan solo se permitirá que los helicópteros del Cuerpo Nacional de Policía lo surquen. Serán los encargados de transmitir en tiempo real las imágenes de todo el recorrido de la comitiva real a los cuatro centros de control del dispositivo.

Por las entrañas de la capital, hay 40 agentes de la Unidad de Subsuelo que llevan ya varios días rastreando las galerías y los pasos subterráneos que hay en el recorrido y en los caminos limítrofes. Si la capital cuenta con cerca de 5.000 kilómetros de túneles (aproximadamente la distancia entre Moscú y la capital), el control se ha restringido a unos 500 kilómetros, recorrido similar al que separa Madrid de Sevilla.

En la superficie será donde sea más visible la presencia policial. El grueso de la vigilancia lo llevará a pie de recorrido la Unidad de Intervención Policial (UIP, los antidisturbios). A los 600 agentes con que cuenta la Jefatura Superior de Madrid se unirán otros 1.500 (2.100 en total) procedentes de la Unidad Central y de otras jefaturas. Serán los que custodien áreas principales, ya que lo que se denomina el segundo y el tercer círculo de seguridad (transportes urbanos, calles aledañas y similares) corresponderán a otros agentes.

Lo más llamativo será ver apostados en los tejados de los edificios del itinerario que seguirá Felipe VI a 120 francotiradores dotados con armas largas de precisión. Algunos ya estaban parapetados en esos puntos desde ayer para controlar desde el aire los puntos neurálgicos. Vestidos con uniforme de campaña y su característica boina roja, los agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) estarán hasta el final de los actos.

La Unidad Canina lleva también varios días trabajando por las calles principales de la capital. Los perros adiestrados en la detección de artefactos explosivos están rastreando alcantarillas, papeleras, vehículos y lugares en los que se podía esconder alguna bomba. Están en coordinación con la Unidad de Subsuelo. Los caballos policiales también estarán presentes por las calles de la capital.

Una de las diferencias que hay con la boda del príncipe Felipe hace diez años es que en aquella ocasión se contó con una promoción de 2.000 policías que estaban en prácticas en la escuela del cuerpo en Ávila. Aquellas entradas masivas de agentes han quedado, de momento, postergadas, de forma que mañana estarán en las calles madrileñas 330 agentes de la escuela abulense y del centro de formación de UIP de Linares (Jaén).

El operativo de seguridad estará completado con más de 1.500 policías municipales, según informó ayer el Ayuntamiento de la capital. De ese número, 740 se encargarán de regular el tráfico y el recorrido de las comitivas. El resto pertenecen a las Unidades Centrales de Seguridad (especie de antidisturbios de la Policía Municipal), motoristas, patrulleros y caballería se coordinarán con el Cuerpo Nacional de Policía para garantizar la seguridad en la ciudad. La Unidad Especial de Tráfico estrenará un nuevo patrullero deportivo, un Renault Mégane RS, con 270 caballos de potencia. Irá abriendo la comitiva real.

El SAMUR-Protección Civil ha dispuesto un dispositivo formado por 460 sanitarios, entre médicos, enfermeros y técnicos, además de personal de logística y abastecimiento. Se montarán cinco hospitales de campañas (puestos médicos avanzados en terminología médica), diez UVI móviles y 22 ambulancias convencionales, además de 80 equipos a pie que cubrirán el recorrido.

Los bomberos también participan en el despliegue. Un total de 72 efectivos se distribuirán en puntos estratégicos para llegar más pronto en caso de ser necesarios. Dispondrán de cuatro vehículos de primera salida (camiones pequeños), otros cuatro de mando, un camión escala y cuatro furgonetas de apoyo. El Ayuntamiento también ha previsto que 193 agentes de movilidad, en 160 motocicletas y 17 furgones se encarguen de regular el tráfico mañana por la mañana.

Los servicios de limpieza también estarán presentes en el acto de coronación. Un total de 200 operarios del Servicio de Limpieza Urgente (Selur) y de la recogida de basuras limpiarán todo el recorrido desde las once de la noche de hoy. También se retirarán unos 800 contenedores de residuos de las comunidades y de los comercios (los de la tapa naranja), que serán repuestos mañana por la noche. Un total de 38 líneas de autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) verán afectadas sus recorridos al confluir en algún punto con la comitiva real.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50