Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN EL SOCIALISMO CATALÁN

Los críticos del PSC sopesan aplazar la escisión para dar un margen a Iceta

La asamblea de julio en la que iba a nacer un nuevo partido puede postergarse

Miquel Iceta, este martes en el Parlament.
Miquel Iceta, este martes en el Parlament.

Antes de cruzar el Rubicón y escindirse del PSC, la mayoría del sector soberanista del partido quiere dar un margen de confianza a Miquel Iceta, el candidato mejor situado para hacerse con el liderazgo en sustitución de Pere Navarro.

Hace más de tres meses que las familias del sector crítico convocaron una asamblea para el 4 de julio con el fin de consumar la ruptura. Ellos lo denominan de manera eufemística “constituir un movimiento político para reconstruir el espacio socialista”, pero es posible que ese encuentro no llegue a celebrarse y menos aún que se acuerde crear un nuevo partido.

El cambio de posición se explica por las buenas palabras que en público y en privado ha tenido Iceta con el sector crítico desde que en la tarde del lunes anunció que daba el paso y aspiraba a liderar el partido. “Lo primero que hay que hacer es coser el PSC”, “estoy dispuesto a removerlo todo, menos los fundamentos” y “hay que construir el partido de abajo arriba” han sido algunas de esas frases.

El sector soberanista es un grupo heterogéneo en sus postulados políticos, liderazgos y personalismos, entre los que se incluyen varios exconsejeros de la Generalitat. La estrategia a seguir y el diagnóstico no son siempre coincidentes y no faltan los que recuerdan que Iceta lleva 20 años integrado en el aparato del PSC y que, por tanto, tiene su parte de responsabilidad en la situación que vive el partido.

La voz más crítica es el diputado Joan Ignasi Elena, líder de la corriente de opinión Avancem, que decidirá el 28 de junio su propia hoja de ruta, al margen de lo que suceda con la asamblea del 4 de julio, a la que también está invitado.

Elena ya se ha desmarcado de Iceta y ha dicho que no es el candidato apropiado. Falta por ver si da el paso para presentarse a liderar el PSC, como ya hizo en diciembre de 2011, cuando fue el candidato de consenso del sector catalanista y obtuvo el 25% de los votos en el congreso que ganó Pere Navarro.

Esa situación se antoja ahora irrepetible, pues Elena genera el rechazo de buena parte del sector soberanista, partidario en su mayor parte de esperar a conocer la concreción de la promesa de Iceta de hacer un “esfuerzo titánico de reconstrucción del PSC”. Daniel Font, ex diputado autonómico y una de las cabezas visibles del sector catalanista, recuerda que, “salvando todas las distancias, no podemos olvidar que la reforma política la hicieron los procuradores franquistas”. Por ello considera que “la refundación que necesita el PSC ha de ser con el oficialismo, no contra ellos”.

Iceta dijo ayer que era un líder de transición hasta la celebración del congreso ordinario, previsto para otoño de 2015, pero en este año y pico deberá sortear una trepidante agenda política: el congreso del PSOE —“a ver si esto del federalismo crece o se queda como está”, dijo—, la consulta soberanista de 9 de noviembre, las elecciones municipales de mayo de próximo año, las generales y las primarias para escoger al candidato socialista a la Generalitat, un proceso al que Iceta ya ha anunciado que no se presentará. “Solo he comprado billete para esta parte del camino”, advirtió.

El aspirante a dirigir a los socialistas catalanes aconseja a sus rivales internos que "antes de tirarse vean si hay piscina"

Iceta constató que la situación política catalana es “muy complicada” y que lo será más en los próximos meses, pero animó a otros militantes del PSC a dar un paso adelante y competir con él. Con todo, les advirtió de que “antes de tirarse a la piscina hay que saber, no que hay agua, sino que hay piscina”.

Albert Aixalà, ex secretario de organización del PSC de Barcelona y ex presidente de la Fundación Rafael Campalans, el laboratorio de ideas del partido, le tomó ayer la palabra y anunció que competiría por el liderazgo del PSC. Aixalà, profesor de Ciencias Políticas, puede aglutinar a buena parte de los sectores del PSC disconformes con la continuidad que representa Iceta, una parte de los cuales apoyaron a la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, Núria Parlon, como sustituta de Navarro antes de que ella se echara atrás en el consejo nacional del domingo.

“Hay amplios sectores del PSC que no ven clara la continuidad de Iceta. Falta por ver si la voluntad de cambio que reclaman en privado la defienden también en público y no se trata de algo coyuntural o táctico”, explicó Aixalà a EL PAÍS. Esta candidatura se suma a la ya anunciada el lunes de Josep Rueda, concejal del Ayuntamiento de Palafolls (Barcelona).

Aixalà defiende una “apuesta decidida por la consulta” y el a un “nuevo estatus de Cataluña dentro de España”, donde Cataluña debería tener una relación bilateral con el Estado y un estatus diferenciado que sea “reconocido constitucionalmente”.

Más información