Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
la desanexión de Itziar

La asamblea de EA niega libertad de voto a sus dos concejales de Deba

Los ediles serán sancionados si rechazan que Itziar sea entidad independiente

La Asamblea Nacional de Eusko Alkartasuna (EA) ha ratificado este lunes la decisión adoptada por la dirección del partido de obligar a sus dos concejales de Deba a votar a favor de la constitución del barrio de Itziar como una entidad menor local en el pleno municipal que se va a celebrar esta martes en el consistorio guipuzcoano. El máximo órgano decisorio de EA niega libertad de voto a los dos ediles de la formación y avisa de que, si no cumplen el “mandato” de la asamblea, “se expondrán a sanciones” que EA no quiso concretar.

Tanto la junta local de EA de Deba como los dos concejales, Xabier Ciaran y Edurne Rodríguez, son contrarios a apoyar la creación de una entidad local menor para Itziar en los términos en que ha sido planteada por una plataforma vecinal de este barrio. Los votos de los dos representantes de EA son indispensables para que el proyecto de Itziar como entidad independiente salga adelante.

La polémica interna ha llegado hasta sus últimas consecuencias después de que la asamblea de EA acordara el pasado jueves votar en contra de la propuesta de Itziar como entidad local menor. No están conformes con que la separación administrativa de Itziar suponga agrupar en la entidad local menor a todos los barrios periféricos, como Itsaspe, Egia, Mardari, Endoia, Arriola, Lastur y Elorrixa, y reducir de esa manera el municipio de Deba a su casco histórico.

Esta posición del partido en Deba, mantenida durante los últimos años, le ha valido la reprimenda del secretario general, Pello Urizar, ahora confirmada por la asamblea nacional, que exigen a sus cargos que respeten el resultado de la consulta celebrada el pasado 25 de mayo en Itziar. Consultados los cerca de 1.000 habitantes de todos los barrios rurales afectados —no pudieron votar los 4.300 habitantes del centro de Deba y su entorno—, el referéndum arrojó un resultado aplastante (el 97,5%) a favor de conformar Itziar como un ente menor local. “Ante esta realidad”, aseguró ayer la asamblea nacional de EA en un comunicado, “y con la firme convicción de que se debe respetar la voluntad mayoritaria de los ciudadanos, la asamblea ha pedido a la organización local de Deba que recapacite sobre su postura, al tiempo que reclama a los concejales de EA en el municipio que voten sí a la creación de esta entidad”.

El pleno del Ayuntamiento vota este martes la separación administrativa

La separación de Itziar está respaldada por los cinco concejales de Alternatiba (antes ANV), que ostenta la alcaldía, y los representantes de Itziar Herria Sortzen y Aralar, que suman siete votos. Necesitan los dos de EA para llegar a nueve, que es la cifra necesaria para llegar a los dos tercios de la corporación, requisito legal para consumar la división entre Itziar y Deba. En el bando contrario están los tres ediles del PNV y el representante de Ezker Anitza, que al igual que EA apoyan la creación de la entidad local menor pero circunscrita a los ámbitos de Itziar y el barrio Itsaspe.

EA, que tuvo en su poder la alcaldía durante las últimas legislaturas, no concurrió dentro de la coalición Bildu, como en la gran mayoría de los municipios vascos en los comicios de 2011. El exalcalde Jesús Mari Agirrezabala, miembro de la asamblea local de EA, declinó ayer realizar declaraciones sobre la disputa abierta con la dirección de su partido. Los ediles de la formación tampoco confirmaron cuál será el sentido de su voto en el pleno de hoy. Una abstención también echaría abajo el proyecto de Itziar. EA de Deba buzoneó este fin de semana una nota en la que explica las razones de su negativa.

El portavoz del PNV en la localidad, Unai Lekube, lamentó la situación a la que se ha llegado e hizo un llamamiento para “alcanzar un consenso” entre todos y se permita a los vecinos del casco de Deba y su entorno pronunciarse sobre la propuesta separatista de Itziar.