_
_
_
_

La policía custodia a Tragsa para retirar la basura acumulada en Lugo

El comité de empresa acusa a un directivo de Urbaser de atropellar a una sindicalista de UGT

Trabajadores abuchean al paso de los camiones de Tragsa
Trabajadores abuchean al paso de los camiones de Tragsaxosé marra

El gobierno local de Lugo consumó su amenaza y recurrió ayer a la empresa pública Tragsa para retirar la basura acumulada en siete puntos de la ciudad tras cinco días de huelga de los trabajadores de Urbaser, la compañía concesionaria de ese servicio. La intervención acordada por el Ayuntamiento que preside el socialista Xosé López Orozco volvió a encender los ánimos. Dos camiones y una grúa de la empresa pública se llevaron los desperdicios en medio de los abucheos e increpaciones de los huelguistas. El comité de empresa denunció posteriormente que un directivo de Urbaser atropelló a una integrante de un piquete.

 El ejecutivo municipal llamó a Tragsa ante el incumplimiento de los servicios mínimos que había fijado en un 100% para el fin de semana por la celebración de la multitudinaria fiesta romana del Arde Lucus. Los siete sitios de recogida fueron señalados por el Ayuntamiento como especialmente sensibles tras declarar en ellos la alerta sanitaria. El comité de empresa asegura que denunciará los hechos ante la fiscalía por entender que vulneran el derecho a la huelga.

Los representantes de los trabajadores también acusan a un directivo de Urbaser en la ciudad de atropellar ayer con su automóvil en la Ronda da Muralla a la responsable de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Araceli Núñez, cuando participaba en un piquete. Núñez fue trasladada al hospital Lucus Augusti, pero no sufre heridas de importancia. Los miembros del comité de empresa aseguran que el directivo se dio a la fuga aunque posteriormente prestó declaración ante la policía municipal.

Lugo amaneció con más de 500 toneladas de basura diseminadas por la ciudad, con el Arde Lucus en plena efervescencia, y los termómetros por encima de los 30 grados. La tensión por la huelga de basuras había ido a más durante toda la semana. Por no respetar unos servicios mínimos que consideran abusivos, fueron despedidos 10 trabajadores. La empresa además abrió expediente a los 11 miembros del comité de huelga, con lo que pueden llegar a 21 los despedidos, de una plantilla de 139.

Los trabajadores se volvieron a ofrecer el viernes para retirar la basura de determinados ligares “Desde el primer día, hemos dicho que estamos dispuestos a hacer los servicios esenciales en centros sanitarios, asistenciales y colegios públicos”, insistía Carmen Antas, de la CIG. Pero el Ayuntamiento no cedió en los servicios mínimos y optó por recurrir a trabajadores ajenos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_