Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Duran dejará la secretaría general de CiU por desacuerdos sobre la consulta

El líder de Unió también dimitirá como presidente de la comisión de Exteriores del Congreso

Josep Antoni Duran i Lleida, durante un Pleno del Congreso.
Josep Antoni Duran i Lleida, durante un Pleno del Congreso.

Las tensiones derivadas del proceso soberanista catalán pasan factura en el seno de Convergència i Unió. El secretario general de la federación y portavoz de CiU en el Congreso dará en breve un paso atrás convencido de que la apuesta del presidente catalán, Artur Mas, lleva al fracaso electoral. Según publica hoy El Periódico Duran dimitirá como secretario general de CiU y como presidente de la comisión de Asuntos Exteriores del Congreso. Lo hará después del 19 de junio, fecha de la proclamación de Don Felipe como nuevo Rey.

Duran ya habría comunicado a algunos de sus allegados sus intenciones de dar un paso atrás para desmarcarse claramente de la hoja de ruta de Convergència Democràtica. Tiene ya decidido que no repetirá como candidato de CiU a las elecciones generales, algo que, por otra parte, ya se daba por supuesto en las filas de Convergència debido al elevado nivel de conflictividad que ha habido entre los socios de la federación los últimos meses. Más a corto plazo Duran dejará la presidencia de la comisión de Asuntos Exteriores. En cambio sí pretende mantenerse como portavoz de CiU en el Congreso y tiene decidido romper con Convergència y presentarse como candidato de Unió a la Generalitat si Artur Mas convierte las próximas elecciones autonómicas en unas plebiscitarias sobre la independencia.

Fuentes oficiales de Unió Democràtica han explicado hoy que Duran lleva y el conjunto de Unió llevan tiempo meditando esta decisión pero que no se concretará nada hasta después del 19 de junio.

La vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega, también dirigente de Unió, ha asegurado en declaraciones a Televisió de Catalunya que la decisión formal no está tomada pero ha confirmado que Duran "se está planteando" dejar la secretaría general de CiU en la medida que existe "una reflexión" al respecto. Acerca de la posibilidad de que Duran pueda encabezar una lista alternativa a CiU para presidir la Generalitat, Ortega ha pedido "no adelantar acontecimientos".

Las primeras señales de que Duran podía dar un paso atrás fueron en 2012, cuando Artur Mas convocó elecciones anticipadas con una apuesta por el "derecho a decidir" y perdió 12 de los 62 diputados que CiU tenía en el Parlamento catalán. Duran considera que su labor en el Congreso no tiene sentido porque no ha conseguido ningún tipo de acercamiento entre los postulados de CiU y los del Gobierno. Nunca ha escondido la incomodidad que le produce la idea de la independencia y en el último debate del estado de la Nación suplicó al Gobierno, sin éxito, que hiciera algún tipo de oferta a Cataluña para evitar la ruptura.

El último y definitivo encontronazo entre Convergència y el líder de Unió se ha dado esta semana. Duran era partidario de votar a favor de la la ley de abdicación del Rey para dar una señal de estabilidad institucional, pero Convergència Democràtica, socio mayoritario de CiU, acabó por imponer la abstención. Duran admitió públicamente su incomodidad por este hecho.

Más información