Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El circuito de Jerez vuelve a cerrar el ejercicio con superávit

La instalación arroja unos ingresos de explotación de siete millones de euros

El piloto Marc Márquez, tras ganar en mayo en el circuito de Jerez. Ampliar foto
El piloto Marc Márquez, tras ganar en mayo en el circuito de Jerez.

La municipalización del Circuito de Velocidad de Jerez ha consolidado la viabilidad del trazado andaluz. Por segundo año consecutivo, la empresa Cirjesa, en manos públicas desde mediados de 2012, ha cerrado el ejercicio en positivo. En 2013, la instalación ha arrojado un superávit de 107.000 euros, unos ingresos de explotación de siete millones y una reducción de la deuda hasta los seis millones. El circuito deja atrás los números rojos que históricamente le han acompañado. Sin ir más lejos, a mediados de 2011, Cirjesa entró en concurso de acreedores por un agujero de 32,4 millones y unas pérdidas anuales de seis millones.

Los ingresos de explotación en 2013 se han disparado, pasando de casi 3,3 millones en 2012 a los siete millones actuales. Los motivos son dos: la recuperación de los ingresos de taquilla tras el traspaso de la gestión privada a pública y el aumento notable de la actividad del trazado, que ha llegado a estar ocupado 285 días al año, casi el doble que anualidades anteriores.

El gobierno municipal (PP)se ha dado cuenta de que el circuito puede ser el motor económico de Jerez y ya trabaja en un plan director a tres años vista. Se proyectan cuatro iniciativas: la construcción de un pequeño trazado en el exterior del actual para atender la demanda comercial y la celebración de nuevas pruebas; la puesta en marcha de una escuela de pilotos, otra de mecánicos de competición y, por último, el desarrollo de unos terrenos de 80.000 metros cuadrados con la implantación de empresas vinculadas al motor. "Se trata de hacer de Jerez la Indianapolis del motocilismo", ha afirmado el portavoz municipal y vicepresidente de Cirjesa, Antonio Saldaña.