Rubio, Badimon, Jordano, Sentana, Martínez y Tomás, premios Rey Jaime I

El presidente Alberto Fabra anuncia bonificaciones fiscales para las donaciones a investigación

Los jurados de los premios Rey Jaime I tras conocerse los ganadores de la edición de 2014.
Los jurados de los premios Rey Jaime I tras conocerse los ganadores de la edición de 2014.MÒNICA TORRES

El jurado de los XXVI premios Rey Jaime I ha reconocido en esta edición de 2014 a Angel Rubio, en Investigación Básica; Lina Badimon, en Investigación Médica; Enrique Sentana en Economía; Pedro Diego Jordano, en Protección del Medio Ambiente; Javier García Martínez, en Nuevas Tecnologías y a José Vicente Tomás, de la empresa Kerajet de Vila-real (Castellón), en la categoría de Emprendedores.

Enrique Sentana es alicantino mientras que Javier García Martínez trabaja en la Universidad de Alicante. Así, lo ha anunciado este martes el presidente de la Fundación Premios Rey Jaime I, Santiago Grisolía, en un acto que se ha celebrado en el Palau de la Generalitat con la presencia del jefe del Consell, Alberto Fabra, el presidente de las Cortes, Juan Cotino y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, entre otras autoridades.

Ángel Rubio, premio Rey Jaime I de Investigación Básica, tiene 48 años y es doctor en Ciencias Físicas. El jurado lo ha distinguido por considerarlo un "teórico mundialmente reconocido en nanociencias y física de la materia". Ha realizado contribuciones decisivas a la teoría y métodos de la estructura electrónica. 

Enrique Sentana (Alicante, 1962) ha sido distinguido en la categoria de Economía. Los jurados han valorado su contribución al campo de la economía financiera. En especial los métodos de trabajo para manejar volatilidades y correlaciones que varían con el paso del tiempo. 

Lina Badimon (Barcelona, 1953) se ha alzado con el premio Rey Jaime I de Investigación Médica. Dirige el Centro de Investigación Cardiovascular del Hospital de Sant Pau de Barcelona y sus estudios han permitido explicar muchos de los procesos por los que se forma el coágulo en el interior de las venas y el proceso inflamatorio al que dicho coágulo da lugar. El jurado la ha reconocido por su trabajo pionero en arteriosclerosis, trombosis y lesiones isquémicas.

Pedro Diego Jordano (Córdoba, 1957), distinguido con el premio de Protección del Medio Ambiente, es doctor en Biología e investigador del CSIC en la Estación Biológica de Doñana. Sus trabajos se centran en el conocimiento de la biodiversidad a través de las relaciones ecológicas entre los insectos y las plantas. Esta información es fundamental, según los jurados, para el conocimiento de la dependencia entre plantas y animales.

Javier García Martínez, de 41 años, es el nuevo premio Rey Jaime I de Nuevas Tecnologías. Doctor en Química, trabaja en la Universidad de Alicante, y ha sido elegido por los jurados por la fabricación de nanomateriales para aplicaciones energéticas. Su tecnología ha generado más de 20 patentes en áreas tan diversas como la fabricación de catalizadores, uso de la biomasa, tratamiento de agua y separación de gases.

José Vicente Tomás Claramonte (Vila-real, 1962) es el ganador de 2014 en la categoría de Emprendedor. El jurado ha visto en él "un ejemplo de cómo sectores maduros, como es el cerámico, determinantes para el crecimiento económico, pueden incorporar innovaciones para ganar en competitividad. Ha desarrollado la primera máquina industrial de impresión digital aplicada a la producción cerámica. 

Bonificaciones fiscales

Los 19 premios Nobel que forman parte del jurado han elegido a los galardonados entre 200 candidatos que se han presentado a estos reconocimientos, dotados con 100.000 euros en cada una de sus seis categorías.

Tras la lectura de los premiados, el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha anunciado que el próximo viernes "pasará por el Consell el anteproyecto de ley de impulso de la actividad cultural y el mecenazgo".

Dentro de esta ley, según ha explicado Fabra, está previsto que se incluya una bonificación fiscal del 15% del tramo autonómico de la renta para las donaciones privadas a investigación y docencia.

Fabra ha reconocido que en los últimos años la investigación y la ciencia han sufrido recortes presupuestarios importantes porque había "otros objetivos prioritarios" como la sanidad o la educación que atender, pero se ha comprometido a, conforme se resuelvan los problemas económicos, ir incrementando progresivamente estas partidas.

El presidente consideraba fundamental la inversión privada en este campo y la ley de mecenazgo se crea para tratar de incentivarla.

El vicepresidente de la Fundación Rey Jaime I,  Vicente Boluda, ha abogado por un pacto de estado por la ciencia y la investigación ya que, ha dicho, "no son admisibles más recortes" sino que se impone "un replanteamiento de los presupuestos generales del Estado "donde se visualice la apuesta" por estas dos áreas.

En el discurso que ha pronunciado antes de darse a conocer el fallo de los jurados, Boluda ha defendido la necesidad de "más emprendedores, más científicos y más investigadores, porque ciencia, investigación y empresa, junto con la educación son los pilares básicos sobre los que se asientan los países más avanzados".

"La menor apuesta por la ciencia y la investigación tendrán un efecto en el medio y largo plazo", ha añadido Boluda, quien ha animado a los empresarios a invertir más en innovación y a ser conscientes de que sin investigación, "nuestros proyectos no avanzan, no se diferencian y no alcanzan la excelencia para competir".

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50