Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los trabajadores de Panrico confían en rebajar mañana el número de despidos

La plantilla pospone al sábado su decisión sobre el mantenimiento de la huelga indefinida

La empresa ha citado al comité mañana para analizar la sentencia de la Audiencia Nacional

Segunda asamblea de trabajadores tras la sentencia sobre el ERE de Panrico y segunda vez que posponen la decisión sobre la continuidad de la huelga que mantienen desde hace siete meses en protesta por los 154 despidos en la planta catalana. Tras tres horas de reunión, los trabajadores de la fábrica de Santa Perpètua de Mogoda han decidido aplazar la decisión hasta el sábado. La clave es la reunión prevista para mañana con la empresa, en la que confían que ésta se avenga a rebajar la cifra de despidos. "A ver si arreglamos este estropicio", ha manifestado al final de la asamblea el presidente del comité de Empresa, Ginés Salmerón.

La asamblea se ha celebrado 48 horas después de conocerse el fallo de la Audiencia Nacional sobre el Expediente de Regulación de Empleo, que avala el grueso de los 745 despidos previstos sumando las cinco fábricas españolas. Mientras, la empresa ha citado mañana a los comités de Empresa e Intercentros de los centros de Cataluña (la fábrica, las oficinas y distribución) para tratar las consecuencias del ERE. Una cita que una parte de la plantilla interpreta como una invitación a negociar la cifra final de salidas. Aunque otra parte de los trabajadores no se fía de la cúpula que encabeza el consejero delegado, Carlos Gila. "Si no ha negociado en siete meses de huelga no va a negociar nada ahora", dicen.

En Santa Perpètua, Panrico ya despidió a 30 empleados el año pasado. Este 2014 no ha ejecutado ninguno de los 124 previstos, aunque ha echado a nueve personas por motivos disciplinarios. Según el ERE, no hay más despidos previstos ni para 2015 ni para 2016. Durante la larga huelga, en uno de los últimos intentos de mediación de la Generalitat, Panrico se avino a rebajar la cifra de despidos a 103. Además de aplicar un expediente temporal durante el tiempo necesario para poner al día la fábrica. En cualquier caso, el consejero delegado, Carlos Gila, siempre ha supeditado cualquier medida al abandono de la huelga.

El fallo de la Audiencia avala la mayoría de los despidos, los 589 ya ejecutados en 2013 o previstos para este año. Afirma, con todo, que “no se ajustan a derecho”, sin utilizar la palabra “improcedentes”. El redactado del fallo es confuso y mientras algunos juristas interpretan que el texto cuestiona el pago fraccionado de las indemnizaciones y obliga a pagar la cantidad entera; otros afirman que obliga a aumentar las cuantías de las indemnizaciones. Más claro es el texto sobre los 156 despidos previstos para 2015 y 2016: la Audiencia los prohíbe argumentando que es pronto para saber si habrá motivos organizativos o de producción para prescindir de personal dentro de un año o dos.

El lunes, tras conocer la sentencia, los huelguistas de Panrico celebraron una primera asamblea. Pero ante la incertidumbre sobre si mantener el paro podría ser ilegal y las dudas sobre el fallo, decidieron darse tiempo para asesorarse y aplazar la decisión a la tarde de hoy.

Además de la reunión de mañana y la asamblea del sábado, el viernes los trabajadores afiliados al sindicato CC OO tienen otra reunión prevista en la sede de Via Laietana. Y aprovecharán el desplazamiento a Barcelona para manifestarse en la plaza de Sant Jaume.