Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal acusa a Ausàs de hacer contrabando cuando era consejero

El exalto cargo de ERC niega haber traficado con tabaco

Primer día del juicio contra el exconsejero Ausàs por contrabando de tabaco. Ampliar foto
Primer día del juicio contra el exconsejero Ausàs por contrabando de tabaco.

El juicio por un delito de contrabando continuado de tabaco andorrano contra Jordi Ausàs, exconsejero de Gobernación por ERC durante el segundo gobierno tripartito, arrancó este martes en la Audiencia de Lleida con la decisión de este y del resto de los 12 acusados de no responder a las preguntas del fiscal y del abogado del Estado. La fiscalía sostiene que Ausàs llegó a realizar contrabando cuando era consejero. Las defensas se centraron en hechos accesorios, obviaron los más delicados para sus clientes y acabaron solicitando la nulidad de las pruebas por vulneración derechos fundamentales. La Sala lo rechazó al no apreciar ninguna irregularidad.

“Nunca he hecho contrabando ni he tenido relación con los otros acusados”, aseguró Ausàs. El fiscal pide para él seis años y cinco meses de cárcel y una multa de 2.250.000 euros. La pena mínima por un delito de contrabando es de tres años de cárcel.

El exconsejero explicó, con el fin de demostrar que no necesita hacer contrabando, que, desde que dejó la política en diciembre de 2010, trabajaba para una fundación por unos 3.000 euros mensuales. Además añadió que tiene arrendadas varias fincas y que su suegra, de 93 años, vive en su casa y realiza generosas aportaciones a la economía familiar.

25.875 euros en efectivo

Respecto a los 25.875 euros en efectivo hallados en su domicilio, Ausàs dijo que la mayor parte era de su suegra y de su mujer. El acusado justificó la frecuencia de viajes que realizaba a Barcelona por el cargo que ocupaba y porque allí residían su madre y su hijo. Por último, negó haber actuado con impunidad por haber sido consejero y alcalde de La Seu. “Nunca tuve privilegios por esa condición. Incluso me hicieron pruebas de alcoholemia”, señaló.

La pena que pide el fiscal para Ausàs es la misma que solicita para otros dos acusados, entre ellos un brigada de la Guardia Civil que llevaba 38 años destinado en la aduana de La Farga de Moles. El resto de acusados, entre los que se encuentra la esposa del exconsejero, se enfrenta a penas de entre ocho meses y cinco años de prisión. Ausàs fue detenido el 12 de julio de 2010 en una operación contra el contrabando de tabaco procedente de Andorra. Después de declarar, la juez de La Seu ordenó su ingreso en prisión y salió en libertad dos días después tras pagar una fianza de 145.000 euros.

En el registro de su vivienda, además del tabaco y dinero requisado, los Mossos intervinieron documentos con anotaciones de encargos de tabaco y un listado de precios. Además, una de las pruebas más comprometedoras es un vídeo donde aparece cargando tabaco en su coche particular con el que lo transportaba a Barcelona.

Más información