Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Mossos se incautan de 100 kilos de marihuana de un club cannábico

La entidad reprocha que la policía siga actuando mientras se regula el sector

Los clubes de marihuana siguen, al margen de su encaje legal, en el punto de mira de la policía. Los Mossos d’Esquadra han detenido a dos miembros de la Asociación Barcelonesa Cannábica de Autoconsumo (ABCDA) y han intervenido las 8.000 plantas de marihuana que la entidad cultivaba en una nave industrial de Sant Martí Sarroca (Alt Penedès). La policía autonómica informó, en un comunicado, que no descarta más detenciones en las próximas horas.

Los agentes acudieron por la mañana, con una orden judicial de entrada y registro, a la sede de la asociación. Los mossos se incautaron de 8.000 plantas y 100 kilos de marihuana que estaban preparados para su venta. El valor en el mercado de esa sustancia puede alcanzar los 7,5 millones de euros.

La actuación policial supone un duro golpe para la ABCDA, que tiene unos 9.000 socios activos y que impulsó el polémico (y finalmente fallido) proyecto de Rasquera, el pueblo de Tarragona que quiso acoger una enorme plantación de cannabis en sus tierras como vía para crear puestos de trabajo y enjugar la deuda del municipio. El proyecto fue promovido por el entonces alcalde, Bernat Pellisa (Esquerra Republicana) y aprobado en un referéndum por una ajustada mayoría de sus habitantes.

En una nota difundida ayer, la asociación aclaró que “lleva más de cuatro años constituida y funcionando con normalidad” y afirmó que el Ayuntamiento de Sant Martí Sarroca tenía “conocimiento” de que estaba cultivando marihuana para abastecer a sus socios."Estando inmersos en un proceso de regulación por parte de la Generalitat”, añade la nota, “no deja de sorprender” que se sigan produciendo actuaciones policiales que dejan a la entidad “desamparada ante cualquier actuación arbitraria”.

La operación causa “un grave perjuicio” económico y social, afirma la ABCDA, y deja “desabastecidos a un gran número de socios”. Muchos de ellos, recuerda la entidad, utilizan la marihuana de forma “paliativa”. La entidad sostiene, además, que solo tenían 25 kilos para la venta y no 100 —la previsión de un mes— y que todos ellos estaban destinados al consumo de los socios.