La mujer que mató al violador de su hija en Benejúzar ya está en prisión

La Audiencia ha desestimado la petición de suspensión de condena del abogado

Mari Carmen García ingresa en la prisión de Fontcalent.Atlas / Joaquín de Haro (atlas)

María del Carmen García, la madre que mató en 2005 en Benejúzar (Alicante) al violador de su hija ya duerme en la prisión de Fontcalent. De poco han servido las tres peticiones de indulto que se presentaron y los recursos presentados por su abogado, Joaquín Galant para que se suspendiera la pena durante 30 días debido a la “grave enfermedad mental” que arrastra la madre desde que violaron a su hija.

La condenada se vino abajo tras la presión de varias televisiones que iban entrevistándola a su llegada al juzgado de Elche: “Ya no puedo más”, dijo y se echó a llorar, tras participar en el programa de Ana Rosa Quintana, y Televisión Española y negarse a participar en Espejo Público. La madre se refugió en el interior de los juzgados de Elche aferrándose a su última esperanza, el recurso que su abogado, presentó pidiendo que se aplazara su ingreso en prisión. Sin embargo, la sala desestimó la petición.

Tras abandonar el juzgado, minutos antes de las doce del mediodía de este jueves, María de Carmen García, acompañada por su hija, Verónica, y su letrado, cogieron el coche para ir hasta el centro penitenciario de Fontcalent. “Ya se ha terminado mi calvario”, dijo antes de dirigirse hacia la cárcel.

La mujer fue condenada en julio de 2009 por la Audiencia alicantina a 9 años y medio por el crimen, aunque un año después el Tribunal Supremo rebajó la pena hasta 5 años y medio al aplicarle la eximente incompleta de trastorno mental transitorio.

La madre sufre desde la violación de su hija, ocurrida en 1998 cuando la víctima tenía 13 años, un trastorno adaptativo mixto incurable y, por ello, su abogado solicitó la semana pasada la suspensión de la pena al alegar que su encarcelamiento sería “palmariamente desestabilizador” para “su estado psíquico y físico a causa de su grave enfermedad mental”.

Sin embargo, la Audiencia desestimó esa petición y acordó el “inmediato cumplimiento” de la pena que se le impuso, según un auto facilitado por el TSJCV. Para la sala, el trastorno que alega la condenada “no impide la ejecución de la pena, pues ni es un padecimiento incurable ni se ha justificado que la enfermedad que padece pueda verse agravada”.

Hace dos días, más de veinte organizaciones sociales, sindicales, políticas y profesionales presentaron una nueva petición de indulto  para la mujer, a quien se le ha denegado en dos ocasiones la concesión de la medida de gracia. En los últimos meses se han presentado otras dos peticiones de indulto que fueron desestimadas. El 4 de junio el Tribunal Supremo se pronunciará sobre el tercer recurso. El abogado, Joaquín Galant, no tira la toalla y anunció que pedirá al juez de vigilancia penitenciaria la suspensión de pena debido al estado de salud mental de la madre.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50