Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
suceso

Un incendio destruye seis pabellones de una empresa de reciclaje de Vitoria

Los bomberos han tenido que evitar que las llamas alcanzaran el tanque subterráneo de combustible

Un bombero en las tareas de extinción del incendio declarado en Vitoria.
Un bombero en las tareas de extinción del incendio declarado en Vitoria. efe

Un incendio de grandes dimensiones ha destruido este jueves los seis pabellones que la empresa de reciclaje de papel y cartón Escor tiene en el polígono de Júndiz de Vitoria, aunque no se han registrado heridos.

Según han informado el Departamento vasco de Seguridad y los Bomberos, el fuego se ha declarado sobre las 5.20 horas de esta madrugada en una de las naves que Escor tiene en la calle Zurrupitieta de Júndiz, polígono industrial situado al oeste de Vitoria y que alberga numerosas firmas de la ciudad.

Un vigilante de una de esas empresas ha sido quien ha dado la voz de alarma y, cuando los bomberos han llegado al lugar han tenido que pedir refuerzos y han movilizado a todos los recursos disponibles debido a la magnitud del incendio.

Una decena de vehículos de bomberos, entre autobombas, cisternas y camiones con escalas, se han dedicado a sofocar las llamas, que han sido controladas cuatro horas más tarde, hacia las 9.30 horas, aunque algunos efectivos permanecen aún en el lugar para evitar que el incendio afecte a otras empresas colindantes, entre ellas una de neumáticos.

Los quince empleados de esta planta de reciclaje han sido derivados a otros centros de trabajo

El fuego ha calcinado las tres naves dobles de Escor, que constan de seis pabellones, con una superficie total de 3.000 metros cuadrados, ya que cada pabellón tiene unos 500 metros cuadrados. Enterrado bajo estas naves hay además un depósito de gasóleo con capacidad para 40.000 litros, por lo que una de las primeras medidas de los bomberos a su llegada a Júndiz ha consistido en echar espuma sobre la zona para evitar que las llamas alcanzaran el tanque de combustible.

En estos seis pabellones la empresa Escor guardaba tres camiones y cuatro carretillas, que también han quedado destruidos. Las llamas se han extendido con rapidez y una gran columna de humo se ha elevado sobre el polígono, aunque a primeras horas de la mañana había una densa niebla sobre la ciudad que la ocultaba.

La zona permanece acordonada y no ha sido necesario desalojar ninguna de las naves puesto que a esa hora no había trabajadores en la empresa afectada. Los quince empleados de esta planta de reciclaje han sido derivados a otros centros de trabajo que la compañía tiene en la capital alavesa.

La actividad en el polígono de Júndiz sin embargo no se ha visto afectada, ya que cuando los trabajadores se incorporaban a sus puestos el incendio estaba ya prácticamente controlado.

Por el momento se desconocen las causas que han motivado el fuego ya que los bomberos no han finalizado su labor. Cuando lo hagan, la Ertzaintza llevará a cabo una inspección ocular y comenzará la investigación para tratar de determinar el origen del incendio.