Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unió de Pagesos plantea un ERE temporal en su empresa de servicios

El expediente afectará a los 176 empleados de Agroxarxa, que tiene 24 oficinas

El sindicato Unió de Pagesos ha planteado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que afectará a toda la plantilla de su empresa de servicios, Agroxarxa. Con 176 empleados, la compañía, que tiene la sede en Lleida y otras 23 oficinas por toda Cataluña, presta servicios de gestoría para el mundo agrario: tramita desde el pago de impuestos hasta cuestiones laborales, pasando por la contratación de seguros o la solicitud de subvenciones.

Agroxarxa facturó el año pasado más de siete millones de euros y cerró el ejercicio con unos beneficios próximos a los 70.000 euros. La empresa y los sindicatos han iniciado las conversaciones previas a la constitución de la mesa negociadora del ERTE, explican las dos partes. Pero el desacuerdo es tan grande que el sindicato CGT (el segundo en representación tras UGT) ha convocado huelga para tres días de la próxima semana.

Uno de los delegados de CGT, Antoni Muñoz, asegura que la empresa tiene la intención de cargar el grueso del expediente sobre el personal técnico y administrativo (con reducciones de jornada y sueldo de hasta el 40%), mientras que la dirección tendrá una rebaja del 12%. Muñoz asegura que los directivos --unos 50, mantiene-- cobran hasta cuatro y cinco veces más que los 120 técnicos que atienden al público. "El origen del expediente no es un problema coyuntural sino estructural". "Si se aplica el ERTE tal y como lo han planteado será imposible que consigamos la facturación presupuestada y la consecuencia será nefasta el año que viene. La solución sería, para conseguir el mismo ahorro, simplificar la estructura directiva", defiende.

Por su parte, el responsable de finanzas y servicios de Unió de Pagesos, Jaume Pedrós, explica que la causa del ERTE es la caída de carga de trabajo fruto de la ausencia de convocatorias de ayudas de planes de mejora y la reducción de las ayudas por incorporaciones de jóvenes a las explotaciones familiares. Pedrós asegura que la reducción en la carga de trabajo puede alcanzar el 35%. Respecto a las categorías afectadas, el directivo desmiente que vaya a afectar más a los técnicos: "Todo el mundo tendrá ERTE. Pero la afectación dependerá de las tareas de cada empleado". La empresa se muestra sorprendida por la convocatoria de huelga y mantiene que no se ha cerrado a negociar.