Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La promotora de pisos de Marina d’Or se declara insolvente

La empresa Comercializadora Mediterránea entra en concurso voluntario

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Castellón ha declarado en concurso de acreedores voluntario a la empresa Comercializadora Mediterránea de Viviendas, SA, la firma de Marina d’Or para promover y construir apartamentos en primera y segunda línea de playa en Oropesa y Cabanes.

En un auto del 24 de abril, el juez acepta la petición de la empresa para declararse en concurso al justificar “el estado de insolvencia y la imposibilidad de atender regularmente sus obligaciones”, tal como se ha comprobado por el “inventario de bienes, de la relación de acreedores y de la memoria” presentada por la firma.

Desde Marina d’Or han recalcado que la empresa “nada tiene que ver con Hoteles Marina d’Or, que funciona perfectamente y mejor que nunca”. El concurso tampoco afecta a Marina d’Or Internacional ni a Marina d’Or Energías Renovables u otras divisiones del conglomerado de Jesús Ger.

“El presentar un concurso voluntario de continuidad supone seguir trabajando, si bien a un ritmo menor durante dos o tres años, la empresa constructora continuará con los proyectos previstos en momentos de menor crisis para el sector inmobiliario”, ha manifestado el grupo en un comunicado.

Los problemas de Marina d’Or para dar salida a sus apartamentos comenzaron en 2007, cuando las ventas se redujeron en un 60% y el grupo decidió paralizar nuevas construcciones. Recientemente, la inmobiliaria del Banco Sabadell se quedó con 179 apartamentos construidos en Cabanes y los sacó a la venta por 54.000 euros, frente a los 180.000 iniciales.

Las dificultades del grupo han salpicado también al plan urbanístico Marina d’Or Golf. El proyecto está paralizado judicialmente pero el holding de Jesús Ger quiere sacarlo adelante. Ger anunció hace un año que renunciaba a construir las 35.000 viviendas de este plan ante la falta de financiación y compradores y lo redujo a un proyecto hotelero.

En el auto, facilitado este martes por el TSJ, el juez ha nombrado administrador concursal y ha ordenado la intervención de las facultades de administración y disposición de la empresa.