Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Modelo sostenido por la precariedad laboral

CC OO denuncia la pérdida de puestos de trabajo para aumentar la rentabilidad

El modelo turístico de la Comunidad Valenciana se llama Benidorm, ciudad que absorbe la mitad de las pernoctaciones. Y la ciudad de los rascacielos no es otra cosa para los sindicatos que “un modelo de turismo sostenido por la precariedad”. Daniel Patiño, responsable de Comercio, Turismo y Hostelería de CC OO en L'Alacantí-Les Marines, con los datos de los dos primeros meses de 2014, sostiene que “la rentabilidad del sector ha crecido en 2014 por encima del 3% a nivel autonómico, mientras que la encuesta de ocupación turística de Benidorm demuestra que el empleo sigue cuesta abajo”.

La rentabilidad por habitación en la Comunidad Valenciana durante los dos primeros meses de 2014 (este marzo no es representativo, ya que en 2013 la semana santa cayó en ese mes) ha subido más de dos puntos. En 2013, la Comunidad Valenciana registró un 1,1 de rentabilidad por habitación (la misma cifra que Benidorm) y este año la media real sería de 3,24, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

El pasado enero, los establecimientos benidormíes ofrecieron 31.842 plazas hoteleras empleando a 3.541 personas. Son 1.250 plazas más y 913 empleos menos que en enero de 2008, año en que se desmelena la crisis. Sube la oferta y baja la contratación. El 93,3% de los contratos de enero en el sector han sido temporales, lo que incrementa en dos puntos el porcentaje del mismo mes hace un año. Y febrero viene a ser lo mismo en números. “Nunca en la última década había habido tan poco empleo para una ocupación que sigue mejorando”, dice Patiño. Solo en 2013, el sindicalista puso casi 200 denuncias ante la Inspección Laboral de la Seguridad Social, únicamente para las comarcas de Les Marines, donde se da la mayor concentración hotelera.

El director territorial de la Inspección, Eusebio Ortiz, confirmó que es en el sector hostelero donde “es más común encontrar contratos que no respondan a lo pactado”. La oficina tiene previstas 4.100 inspecciones para 2014 en toda la Comunidad Valenciana. El pasado año constató 1.648 infracciones que sumaron los 8,21 millones de euros, “una cifra superior a otros años”, apuntó Ortiz.

Antoni Mayor, presidente de la patronal hotelera de Benidorm, protesta manteniendo que “hace 10 años que Benidorm pierde rentabilidad. Hay hoteles de cuatro estrellas que trabajan como si fueran de dos. En invierno los precios que tenemos son un escándalo; aquí viene el IMSERSO pagando 18 euros por la pensión completa. Además, somos el único sector que ha subido los sueldos un 10%”, sostiene el hotelero. “La crisis demuestra que el sector es resistente”, apostilla.

José Fernando Vera, director del Instituto de Investigaciones Turísticas de la Universidad de Alicante, se muestra ecuánime al aseverar que las cifras de ocupación “se consiguen a base de ajustes de precios que afectan tanto a los beneficios empresariales como al empleo turístico, un indicador esencial que decrece”.