Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Turismo ‘rosa’ para mar y montaña

El sector idea eventos para ‘gays’ para alargar la temporada

Malgrat de Mar recibe 500 visitantes esta semana

El negocio local también se beneficia de este tipo de eventos.
El negocio local también se beneficia de este tipo de eventos.

Que el turismo sea el sector que mejor aguante la crisis no significa que no se busque otras maneras de mejorar los números. Y el público gay y lésbico se presenta como una apuesta potente. Este tipo de fiestas no son nuevas pero su formato es cada vez mayor. Hoy comienza en Malgrat de Mar uno de los primeros eventos de la temporada, el Delice Dream. Sus promotores esperan 500 personas, un 90% extranjeros.

Pero no se trata de un asunto exclusivo de sol y playa. La montaña también quiere su porción del pastel. Muestra de ello fue la primera semana de esquí gay organizada en Cataluña, el SnowPrideBCN, que se celebró en abril en La Molina. Estos dos ejemplos siguen la saga del Circuit Festival, creado por Matineé Group, que este año llegará a su séptima edición. El año pasado reunió durante dos semanas de agosto a 70.000 personas en Barcelona según sus organizadores y es ya un evento de referencia mundial.

“Este es el último fin de semana antes de la temporada alta en Francia”, asegura desde Francia Anthony Areal, director general de Delice Dream. Esto, dice, garantiza la afluencia de público. El evento, dirigido a personas entre los 25 y los 40 años, comenzó en 2011 y ha ido creciendo en asistencia desde las 300 personas que acudieron a la primera edición. Este año —se extenderá hasta el 8 de mayo— ocuparán los hoteles Amaraigua y el Fergus Maripins.

La modalidad incluye tarifas desde 295 euros todo incluido, que están agotadas desde de abril. La programación incluye fiestas en la piscina, discoteca y una excursión a Barcelona. Su principal modo de difusión son revistas de ocio y webs para público gay.

“Esta suele ser una semana de baja ocupación”, explica Gabriel Deserer, de hoteles Fergus. Otro hotel de la cadena, en Santa Susanna, espera recibir otro grupo de gays franceses en junio. “Nos sale a cuenta. Además del beneficio económico permite hacernos promoción dentro de un segmento en la línea de nuestra oferta. Solo admitimos familias con hijos mayores de 16 años, con otro tipo de mentalidad más abierta para convivir con este colectivo”, explica. La dirección del Amaraigua no quiso opinar sobre la fiesta.

Desde Ferrocarrils de la Generalitat (FGC), que gestiona La Molina, explican que el SnowPrideBCN tenía por objetivo “experimentar actividades fuera de la oferta tradicional de la estación”. El lema Snow, Sun, Spa, Sport (nieve, sol, spa y deporte) resume la oferta de los cuatro días. La elección de la fecha, asegura un portavoz, respondió a que la programación de la pista ya estaba cerrada. De cara a la próxima temporada se moverá a otro fin de semana. Los hoteles participantes fueron el Solineu y el Guitart. El precio del alojamiento por noche y persona fue de79 euros (158 en habitación doble). El modelo está inspirado en eventos de esquí gay como el de Aspen (EE UU), cuyos inicios se remontan desde 1976.

El caso del Circuit Festival es paradigmático. Según la organización, el evento deja unos 100 millones de euros en la ciudad y otras poblaciones como Vilassar de Mar. Y aunque no cuenta con el apoyo decidido de las Administraciones —como sucede con los cruceros o el turismo de compras navideñas— sí tiene el beneplácito de los hoteleros. “El Circuit ha ayudado a que la ocupación no caiga en estas semanas”, explican desde el Gremi d’Hotelers.

Areal no tiene calculado el impacto económico que un evento de unas 500 personas puede tener en Malgrat de Mar. De hecho, tampoco ha desarrollado ningún tipo de alianza estratégica con los hosteleros locales. El Ayuntamiento desconoce que se realiza el evento. FGC sigue la creencia que asegura que el público gay suele tener mayor poder adquisitivo y tendencia al consumo. No en vano uno de los domingos en que abren los negocios de la capital catalana es el del fin de semana de la marcha del Orgullo Gay. “España y sobretodo Barcelona son un destino muy deseado por los gays. Y los precios ayudan”, remata Areal.