Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Planes de la semana

Kiko Veneno inicia su gira andaluza en Málaga y 'Pagagnini', de Yllana Teatro y Ara Malikian, estará en Almería

Kiko Veneno, durante una actuación. Ampliar foto
Kiko Veneno, durante una actuación.

MÁLAGA

Gira andaluza de Kiko Veneno

Pese a su querencia por el Sur, Kiko Veneno nunca había hecho una gira tan extensa por Andalucía, y este año ha decidido remediarlo. Acompañado por su banda, el cantautor se deja caer este mayo y junio por tierras andaluzas para tocar en una gira sin precedentes en la que buscará el contacto y la proximidad con el público.

Este viernes 2 de mayo comienza en Algeciras (22.00, sala La Gramola) y el sábado estará en la sala La Cochera Cabaret de Málaga (21.30). Los próximos días 9, 10 y 17 de mayo actuará en Granada, Córdoba y Jaén, respectivamente.

Veneno presentará las canciones de su último trabajo Sensación térmica, además de los ritmos, sonidos y versiones que recorren su prolongada carrera musical, como Te echo de menos, Dice la gente, Volando voy o Joselito.

Sensación térmica (2013) está considerado como uno de sus trabajos más estimulantes. En él figuran temas como La vida es dulce y Sabes o no, que siguen fieles al estilo del músico. Pero también incluye otros temas como Malagueña, con letra de san Juan de la Cruz, que son una aproximación a los clásicos de la literatura en castellano. Galardonado con el Premio Nacional de Música Actual en 2012 “por su contribución decisiva durante más de tres décadas y media a la integración de tradiciones musicales internacionales e hispanas”, Kiko Veneno lo mismo pasea con gracejo por la música negra en Babu que retuerce trompetas y le busca las cosquillas al pop exótico en La vida es dulce.— Sergio Mellado

 

SEVILLA

Un viaje en el tiempo a los sesenta

José María Pou con parte del elenco de 'Los hijos de Kennedy'. ampliar foto
José María Pou con parte del elenco de 'Los hijos de Kennedy'.

José María Pou, uno de los actores de referencia en el teatro español, dirige Los hijos de Kennedy, del norteamericano Robert Patrick. La obra, que podrá verse hasta el sábado 3 de mayo en el Teatro Lope de Vega de Sevilla es como un túnel del tiempo que transporta al espectador a la década de los sesenta, con todas sus ilusionantes luchas y sus decepciones.

El asesinato de Kennedy es el detonante de la obra en la que los cinco protagonistas encarnan a diferentes arquetipos forjados en la década de los sesenta y cuyos discursos se van alternando como si cada uno de ellos estuviese solo en el escenario. La obra está protagonizada por Emma Suárez, Ariadna Gil, Fernando Cayo, Álex García y Maribel Verdú

Los hijos de Kennedy se estrenó en 1973, en la trastienda de un bar de Londres, en uno de los espacios del Fringe —la escena más alternativa de la capital inglesa—, José María Pou asistió entonces a una de esas representaciones y ahora rescata el texto rodeándose de un elenco de actrices que nunca había coincidido sobre las tablas: Emma Suárez, Ariadna Gil y Maribel Verdú, tres mujeres que suman cuatro Goya juntas.


CÁDIZ

Las extrañas criaturas de Christian Bagnat

Los dibujos de Christian Bagnat tienen personas. Están en lugares. Les rodean objetos. “Todo te condiciona, todo forma parte de uno”, confiesa el artista. Habla de la arquitectura, de religión o de lo que conforma al ser humano. Su talento acaba de ser reconocido con el Premio Cortes de Cádiz en la modalidad de creación  artística. Y ahora expone en la sala Rivadavia de la Diputación gaditana una muestra que ha titulado Hombres feroces.

Dos de las obras de Christian Bagnat que pueden verse en Cádiz. ampliar foto
Dos de las obras de Christian Bagnat que pueden verse en Cádiz.

Bagnat nació en Cipoletti (Argentina) en 1971. Su obra llega a Cádiz siguiendo una tradición, la de celebrar la fiesta nacional argentina con una exposición de un artista de ese país. Y siempre en esta sala, donde convive el arte con el consulado. Y no podía ser mejor año para elegir a Bagnat, que acaba de ser galardonado en Cádiz. A pesar de su juventud, tiene ya una larga trayectoria en el dibujo y la animación.

Hombres feroces habla de comunicación. De la que existe y la que no existe. De la que es fácil y de la que es difícil. La que llega bien o se ve interrumpida. La que se establece entre personas y la que hay entre personas y los objetos que las rodean. La que late internamente. “En el arte los grandes relatos no siempre son los más importantes. Son más importantes las pequeñas historias”, apunta.

Los hombres feroces del título hacen referencia a la descripción de la creación del ser humano que Helena Pretovna Blavatsky hizo en su libro Las estancias de Dyzan, en el que planteaba al hombre con un vapor que fue tomando sustancia en medio de una lucha entre el cuerpo y el alma. La exposición, de dibujos y una animación, se puede visitar hasta el 26 de mayo en la sala Rivadavia (calle Presidente Rivadavia, 3).— Pedro Espinosa

 

ALMERÍA

Virtuosismo y humor en torno a la música clásica

Mezclar en un mismo espectáculo el humor con la música clásica bien ejecutada no es algo frecuente en la oferta cultural. Y lo es menos si quien coproduce el concierto es un virtuoso del violín como el libanés Ara Malikian. El violinista se ha unido a la compañía de teatro Yllana para realizar esta gran propuesta que lleva por título Pagagnini y que reúne en un mismo plano el humor y la locura de Yllana con su brillante y expresivo violín. El público almeriense gozará del cuarteto el 2 de mayo en el Auditorio Maestro Padilla (21.30).

Un momento de la obra 'Pagagnini'. ampliar foto
Un momento de la obra 'Pagagnini'.

Poseedor de un estilo propio, forjado a partir de sus orígenes y ricas vivencias musicales, el violín de Malikian se alza como una de las voces más originales e innovadoras del panorama musical. Y es que, además de coproductor, en Pagagnini él es también el encargado de la dirección musical.

Junto a Malikian otros tres grandes músicos, capitaneados por él, también destilan virtuosismo en el espectáculo para repasar algunos momentos cumbre de la música clásica. Eduardo Ortega, Gartxot Ortiz y Fernando Clemente se ponen a las órdenes de Malikian y fusionan los sonidos clásicos con otros estilos musicales consiguiendo un divertido y sorprendente des-concierto. “Pretendemos reinventar la manera de concebir un recital, llegando al gran público que descubrirá en los pasajes musicales una mirada diferente”, explican los artistas.— María José López Díaz