Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una edición para los sentidos

El libro artístico convive con la música en la feria Arts Libris

Concierto de la Fundació Pere Mitjans en Arts Libris.
Concierto de la Fundació Pere Mitjans en Arts Libris.

Un paseo por Arts Libris, la Feria Internacional de la Edición Contemporánea que se clausuró ayer en el Arts Santa Mónica, invitaba a ojear los libros por todos los sentidos: por el contenido pero también por el continente. No son encuadernaciones al uso. Las texturas, el tramado, hasta los olores convierten a la edición contemporánea en algo especial. No solo han sido los libros — entre 20.000 y 30.000 de 72 editoriales— porque Arts Libris también da cabida a otras expresiones artísticas. Como es el caso de un peculiar espacio, denominado Lalata, en el que se mostraban latas como expresión artística. “Son latas cerradas herméticamente —y decoradas de muy diversa forma— que contienen objetos artísticos únicos —que solo los puede contemplar el comprador al abrir la lata— ”, explicaba su promotora en el espacio que ocupaba en Arts Libris. O el que tenía el Museu Molí Paper de Capellades —que además de la divulgación de los antiguos molinos realiza talleres de fabricación de papel a mano— en el que se podía comprar papel germinado o papel plantable —y comestible—.

El sello de identidad es el libro de artista y todo tipo de ediciones —autoediciones también— galerías y expresiones tan peculiares como la del fanzine El Naufraguito, relatos de la vida misma. En la edición de este año —la quinta—, la música ha sido la disciplina invitada. Y a ella se dedicó un espacio expositivo, con espectaculares fotografías de cantantes —Bob Marley, Nirvana, Alaska, Bruce en 1978, entre otras— y objetos de la colección del crítico musical Miquel Jurado. La música sonó en vivo en los conciertos programados en la tercera planta del Arts Santa Mónica. Aunque se notaba que el alma de Arts Libris son los libros en la animación del claustro donde estaban concentradas las editoriales.