Los enfermos crónicos vulnerables pagarán solo el 10% de los medicamentos

Podrán beneficiarse de la medida los que tengan un grado de discapacidad de un 65% o superior y cuya renta familiar no supere los 24.000 euros anuales

Los enfermos crónicos en situación de vulnerabilidad pagarán el 10% del precio de los medicamentos que obtengan en las oficinas de farmacia y no deberán aportar más de 8,26 euros por paciente al mes. El Servicio Catalán de la Salud se hará cargo del resto del coste de estos fármacos, según una instrucción de la Generalitat que entrará en vigor a partir del 1 de mayo.

Solo podrán beneficiarse de esta deducción los enfermos crónicos con rentas familiares que no superen los 24.000 euros brutos al año y que estén sometidos a un tratamiento con una duración de más de 12 meses. Además, deberán tener una incapacidad reconocida del 65% o superior y presentar una situación en la que el gasto farmacéutico "comporte una situación de vulnerabilidad en el derecho a la salud", según la Generalitat. Esto se establecerá según el número de miembros de la familia, el nivel de renta y el coste del tratamiento.

Hasta ahora, estos enfermos estaban sometidos al régimen general de copago de fármacos aprobado en julio 2012 por el Gobierno central solo si no eran beneficiarios de una pensión. Los pensionistas pagan un 10% del coste de los fármacos hasta los 100.000 euros de renta. "No hay un cambio del nivel de cobertura. Es una medida excepcional y temporal", ha manifestado Josep Lluis Piqué, gerente de Atención Ciudadana del CatSalut.

La medida quiere garantizar unas "condiciones mínimas con una de equidad en el acceso" a los medicamentos, ha afirmado Salud. Para beneficiarse de la deducción, los pacientes deben solicitarlo en sus centros de atención primaria. La concesión de la reducción en el porcentaje de aportación del usuario tendrá una duración máxima de tres años. Cuando acabe este plazo será necesario solicitar la renovación de la solicitud.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS