Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Alavés empata y sigue colista

El Real Madrid Castilla les deja en el último puesto de la tabla, con 35 puntos, y a cinco de la salvación

Medina dispara contra la puerta del Real Madrid
Medina dispara contra la puerta del Real Madrid

Alavés y Real Madrid Castilla firmaron un empate en Mendizorroza, 2-2, que es de más utilidad para los madrileños que para los vitorianos en el camino a la salvación. A falta de ocho jornadas para concluir el campeonato al Alavés de poco le sirve sumar sólo un punto y el empate ante el filial blanco dejó con la sensación de tener cada vez más cerca el descenso a la categoría de bronce con antelación. Los vitorianos se quedan en el último puesto de la tabla, con 35 puntos, y a cinco de la salvación, mientras el filial blanco sale momentáneamente del descenso, al llegar a los 40. El partido estuvo marcado por los graves errores defensivos locales que concedieron los dos tantos al Real Madrid Castilla y el obligaron a ir siempre contra corriente para terminar rescatando un insuficiente empate. En un duelo de candidatos al descenso el temor era patente en Alavés y Real Madrid Castilla y pocas fueron las ocasiones generadas con el balón jugado al pie. Una semana más la enésima e inexplicable concesión defensiva vitoriana echó por tierra las esperanzas en el minuto doce. Jaime colgó una falta lateral desde el costado derecho y la defensa albiazul hizo el resto. Jarosik no llegó a tiempo e Iván Crespo en el partido de su retorno a la portería se tragó el centro sin poder despejar o atajar un balón que se alojó en la portería local.

Le tocó remar contra corriente un partido más al Alavés que no dio síntomas de elaborar jugadas con claridad. Tuvo que ser un claro penalti de Mascarell sobre Beobide el que permitió al goleador albiazul Borja Viguera marcar, desde los once metros, su vigésimo gol de la temporada y poner las tablas de nuevo Encajó mejor el tanto el Alavés que recuperó los ánimos y el empuje en busca de tres puntos vitales en su desesperada pelea por la salvación y tuvo durante más minutos el balón en su poder y rondando el área de Pacheco. Pudo dar la vuelta al marcador Oscar Serrano, en el minuto 36, pero no supo resolver una meteórica contra y terminó estrellando el balón en el cuerpo del meta madrileño. No perdonó el filial en su siguiente aparición ante la meta rival, ayudado también por la fortuna, en el minuto 39. Lucas Vázquez botó un saque de esquina que remató Jaime y el local Manu García, en su intento de despeje, tocó el balón que terminó entrando mansamente ante la desesperación colectiva. Noqueó al equipo vitoriano la elevada dosis de mala fortuna en el primer tiempo y ni el paso por los vestuarios pudo levantarle el ánimo y las fuerzas. El Alavés empezó a acumular hombres en ataque y en una combinación entre Quiroga y Viguera el 'pichichi' local resolvió la acción con una sensacional volea que se coló como un obús por la escuadra izquierda de Pacheco. El gol reactivó el corazón albiazul que se aferró a los 24 minutos finales como el último tren al que agarrarse a la salvación. Rozó el triunfo a falta de dos minutos para el final con un testarazo de Viguera que se escapó por muy poco a la derecha de la meta madrileña.