Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación cede y acepta la jornada continuada en Porto do Son

Las familias de 490 escolares llevaban semanas de protestas contra el anacrónico horario partido de las clases

La Xunta cedió y aceptó finalmente ampliar el transporte escolar necesario para que en Porto do Son se implante la jornada continuada en tres de los cinco centros de Educación Infantil y Primaria. Fue el alcalde de esta localidad coruñesa, Luis Oujo, del PP, el que comunicó el viernes, por la tarde, a la decisión a las asociaciones de madres y padres de alumnos, que llevan semanas de protestas y caceloradas para reivindicar, sin éxito hasta ahora, algo absolutamente normal en la práctica totalidad de las escuelas gallegas, como es poner fin al anacrónico horario de las clases, repartidas en tres horas por la mañana y dos por la tarde, que rige en los colegios de los tres núcleos más poblados del municipio —Porto do Son, Portosín y Xuño—.

Carecen de comedor escolar, y la imposición de una jornada escolar partida no sólo divide y discrimina a los pequeños de este municipio, sino que hace imposible cualquier tipo de conciliación en 360 familias afectadas, obligadas a hacer encaje de bolillos en las agendas domesticas para garantizar el almuerzo de los 490 alumnos de entre dos y 12 años que regresan a sus casas a partir de las 12.30 horas y deben estar de vuelta en las aulas a las 15 horas.

La Consellería de Educación, en tres días, logró estudiar, cuantificar y aceptar lo que lleva años negando, en aras de los recortes presupuestarios: ampliar el transporte escolar y reorganizar las rutas de los autobuses para que esos tres colegios tengan el mismo horario de clases que en los otros dos del mismo municipio, los de Baroña y Nebra, así como el instituto de Porto do Son.

La pelota ahora están en las asociaciones de padres de alumnos: deberán votar mayoritariamente por la implantación de la jornada escolar sin partición al mediodía. Sólo será válida la medida, a partir del próximo curso, si como mínimo esta de acuerdo el 58% de las familias afectadas de los tres centros. Basta con que no se alcancé ese grado de consenso en uno de los tes colegios para que todo siga como está, advirtió Educación.