Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición apoya una “transición amable” en las concesiones sanitarias

El PP rechaza la proposición de Mònica Oltra “para comenzar a diseñar el futuro”

La diputada de Compromís Mònica Oltra, durante el pleno de las Cortes.
La diputada de Compromís Mònica Oltra, durante el pleno de las Cortes.

“Propongo que comencemos a diseñar el futuro”, dijo este miércoles la diputada de la Coalició Compromís Mònica Oltra al defender una proposición de ley que planteaba lo que ella misma definió como “una transición amable” hacia la reversión de las concesiones sanitarias en favor de una gestión pública de la sanidad. La iniciativa fue rechazada por el PP, que argumentó que la Generalitat recurre a concesiones porque carece de recursos para atender todas las necesidades y resulta improcedente “limitar en el ámbito de la Comunidad Valenciana una posibilidad que existe a nivel nacional”.

La proposición de Oltra sirvió, sin embargo, para que toda la oposición coincidiera, ya sobre un texto concreto de partida, en la perspectiva de revertir las privatizaciones sanitarias. Algo que tiene importancia en el horizonte de las elecciones autonómicas de 2015, en el que las encuestas apuntan que el PP perdería la Generalitat.

“Dígame un derecho, un perjuicio que se derive de esta ley”, retó la diputada de Compromís a Rosa María Roca, la parlamentaria popular que le dio la réplica. Esta última habló de la indefensión de 6.000 profesionales que trabajan bajo contrato, de que la propuesta “se carga la libre elección de hospital y médico” y de que prevé conciertos con la privada solo en casos excepcionales y de emergencia pero el mecanismo de decisión, a través de la Mesa Sectorial de Sanidad, es demasiado lento. “Usted no sabe lo que es una emergencia”, le recriminó.

Los populares se oponen a limitar un modelo posible en toda España

Oltra respondió que la indefensión se produce en este momento. “Los que trabajan en instituciones privatizadas están ahora amordazados. Propongo un modelo donde los trabajadores sean libres”, señaló la diputada de Compromís, que preguntó: “¿Con qué se sostiene un hospital de concesión privada si no es con recursos públicos?”. Oltra citó estudios de la Comisión Europea, de la Comisión Nacional de la Competencia y de la Sindicatura de Comptes, en especial el que revela que la privatización de las resonancias magnéticas es más cara que su gestión directa. Y sostuvo que la gestión pública de la sanidad es más eficaz y eficiente.

“Hay servicios que se han de llevar sin buscar la rentabilidad económica sino la rentabilidad social”, argumentó, para criticar la opacidad de las concesiones sanitarias valencianas desarrolladas a partir del denominado modelo Alzira. “Otros países ya han escarmentado”, comentó sobre la privatización de la sanidad y propuso crear una comisión de transición que elabore un informe para revertir las privatizaciones, en un marco en el que se garantice a los enfermos que seguirán siendo tratados por los médicos que les atienden. “Vamos a garantizar su bienestar y la confianza que tienen en el personal que les trata”.

La diputada advirtió contra cualquier “intento de blindar negocios de los amiguetes” y destacó que España está entre los países con mejor asistencia sanitaria gracias al servicio público y el esfuerzo de sus profesionales. En cambio, añadió, el de Estados Unidos es uno de los sistemas más ineficientes. “Por eso Obama recurre a un experto de aquí”, indicó, para su reforma.

Lluís Torró, de Esquerra Unida, enlazó con ese argumento y, como Oltra, alertó de la compra de la mitad de Ribera Salud por la norteamericana Centene. Aunque apuntó que podrían debatirse algunos matices, apoyó la proposición. Con las concesiones privadas “las prestaciones son más caras y peores”, dijo.

El socialista Ignacio Subías secundó también la iniciativa, que calificó de “propuesta preventiva”. Destacó que buscaba “asegurar la gestión pública de la sanidad”, crear una comisión técnica “para el traspaso de la privada a la pública” y “evitar la prórroga de las concesiones”. El diputado insistió en la opacidad de las privatizaciones, que no se han evaluado, y recordó que “no hay datos para decir que ese modelo sea más eficaz o eficiente”. Expresó el compromiso del PSPV-PSOE de “recuperar el sistema público”.