_
_
_
_

Rus desoye a Fabra y seguirá aspirando al Valencia CF

El presidente provincial del PP asegura que no existe incompatibilidad con los estatutos del partido

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

El presidente provincial del PP y de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, plantó ayer cara a la dirección regional del partido y advirtió que no piensa renunciar a sus aspiraciones de presidir el Valencia CF.

“Un tema es el político y otro el deportivo”, explicó Rus, que reivindicó su autonomía personal fuera del ámbito partido. El dirigente popular asumió que forma parte de un partido y que, por lo tanto, tiene que aceptar las decisiones que se adoptan en este ámbito. Aunque acto seguido recalcó que las decisiones del PP no afectan a sus aspiraciones en el ámbito deportivo.

Y eso que ayer mismo el secretario regional del PP y consejero de Gobernación, Serafín Castellano, reiteró lo dicho por el presidente de los populares valencianos y de la Generalitat. Alberto Fabra advirtió el pasado lunes, al ser interpelado por las aspiraciones de Rus en el Valencia, que los políticos tienen que centrarse en las responsabilidades otorgadas por los ciudadanos. Unas manifestaciones que fueron interpretadas como una desautotienen que centrarse en las responsabilidades que les han otorgado los ciudadanos. Unas manifestaciones que fueron interpretadas como una desautorización a la pretensión de Rus de mantener sus cargos políticos y presidir el Valencia CF.

“Él [Alberto Fabra] no quiere ser presidente del Valencia y está ocupado en otras cosas”, prosiguió Rus, “Yo estoy ocupado en otras. Cada uno tiene una capacidad”.

Para el presidente provincial del PP sus aspiraciones a liderar el Valencia son legítimas porque compatibilizar distintos cargos no vulnera los estatutos del PP y porque, además, tampoco ha pedido respaldo político para ninguna de los inversores que pretenden comprar el Valencia.

“Soy una persona que cuando no puedo atender las cosas, las dejo”, continuó el presidente de la Diputación de Valencia, “Soy una persona que llego y que llego bien, que hago las cosas con sentido común”. “Pueden ver cómo están saliendo las cosas”, remachó.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Para Rus, “hay gente que no acepta que pueda tener lo uno y lo otro”. “Lo puedo ver hasta normal, pero a ver quién me puede decir que no estoy cumpliendo”, continuó, “Uno tiene que ser responsable con lo que tiene que ejercer y hasta el momento la Diputación es número uno, mi ayuntamiento también es número uno. El Olímpic no porque no tenemos dinero”.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_