_
_
_
_
_

Artistas, críticos y galeristas piden una auditoría en el IVAM

La consejera de Cultura recuerda que el museo está sometido a la Inspección y la Sindicatura anuncia que en unos cuatro meses concluirá el concurso para elegir al sustituto de Ciscar

No hacen leña del árbol caído, sino que son coherentes con las críticas y demandas que ya expresaron en varias ocasiones en los últimos años. Las asociaciones de artistas, críticos y galeristas de la Comunidad Valenciana han manifestado su confianza en que el relevo de la actual directora del Institut Valencià d'Art Modern (IVAM), Consuelo Ciscar, y la convocatoria de un concurso internacional para elegir al nuevo responsable suponga "un cambio de rumbo en la política cultural valenciana". Ellos han venido solicitando tal concurso desde hace tiempo, la última vez, el pasado mes febrero. Y, además, han reclamado una auditoría de las cuentas del museo. El Gobierno valenciano apartó por sorpresa a Ciscar de la dirección el pasado viernes, después de 10 años al frente del centro.

Los colectivos Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló (AVVAC), Associació Valenciana de Crítics d'Art (AVCA) y Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunitat Valenciana (LaVac) han hecho público un comunicado en el que inciden en que "la destitución de Consuelo Ciscar, con la convocatoria de un concurso público internacional cuya imparcialidad y apartidismo todavía está por ver, representa tan solo el comienzo de lo que debería de ser un cambio de rumbo en la política cultural valenciana".

Las asociaciones recuerdan que "hace menos de dos meses se celebraba el 25 aniversario del IVAM y que, por fin, este 4 de abril, la mala gestión llegaba al principio de su fin, un hecho al que ha contribuido, entre otras causas, la presión ejercida por la ciudadanía y por las asociaciones profesionales del sector, que han mostrado su desacuerdo ante la nefasta gestión del IVAM en los últimos 14 años, al igual que innumerables voces de la cultura en la Comunitat Valenciana como ExAmics del IVAM, Salvem el Cabanyal, la Plataforma Valenciana x la Cultura y tantos otros desde diversos ámbitos".

"Esta ola de descontento", prosigue el comunicado, "ha rebasado las fronteras de la Comunidad Valenciana y el IVAM ha acabado constituyendo un lamentable ejemplo en el Estado español, por la falta total de rigor y el nepotismo más descarado".

Por ello, consideran que es "de suma importancia en este momento que no se deje pasar la oportunidad de reconducir en profundidad la situación del IVAM, que no es solo en nombramiento de un director o directora, puesto que el mero anuncio de un concurso público no implica que las condiciones de éste, especialmente en lo tocante a la composición del jurado, sean las deseables".

Por lo tanto, advierten de que "es fundamental en este proceso que las asociaciones profesionales del sector de las artes visuales en la Comunidad Valenciana sean consultadas antes de la designación del jurado que habrá de seleccionar al futuro director del IVAM; de esta manera el sector profesional que representamos podrá contribuir a garantizar una verdadera pluralidad y transparencia designando a algunos de los miembros del jurado, ajenos a las juntas directivas de nuestras asociaciones, desde un conocimiento especializado".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Despolitizar el consejo rector

En la misma línea, abogan por la "necesaria despolitización del Consejo Rector para devolver al IVAM la independencia y profesionalidad que lo caracterizó en sus inicios, un órgano al que deberían integrarse profesionales cualificados elegidos por concurso público, con un jurado integrado únicamente por profesionales del sector no vinculados al IVAM".

Del mismo modo, instan a que "el rigor y la transparencia sean la norma en una institución pública, y en este caso debe pasar por una auditoría externa de las cuentas del museo, que informe detalladamente de la gestión económica llevada a cabo durante este periodo para que la ciudadanía tenga conocimiento de en qué se han gastado los recursos públicos".

"Debido al antecedente que representa el agujero económico dejado en el Consorcio de Museos de la Comunitat Valenciana por Consuelo Císcar, conocido tras su salida del cargo que anteriormente ocupó como secretaria autonómica de Cultura, es necesario conocer las facturas pendientes de pago así como los detalles relativos a los compromisos que puedan afectar a la programación, pues esos aspectos tienen consecuencias en el presupuesto futuro del IVAM", argumentan.

"Debemos evitar que continúe el descontrol en el IVAM, para que deje de ser entendido como una plataforma de beneficio personal para su cúpula directiva y allegados; el IVAM tiene que volver a ser interpretado como un servicio a la ciudadanía y como una plataforma que fomente el desarrollo del tejido creativo de la región, mediante una política de adquisiciones responsable, un programa expositivo de calidad y un trabajo riguroso en cuanto a la investigación artística".

Función social

En opinión de estas asociaciones, "es hora de cambiar el rumbo del museo y que recupere su función social, donde se contemple el respeto tanto a los profesionales del arte como al contribuyente, y donde la mecánica de funcionamiento pase del amiguismo y el lucro particular a lo que en el sector del arte se conoce como "buenas prácticas", basadas en la transparencia, el respeto a los derechos de los creadores y la honestidad profesional".

Ante este cambio de horizonte, las asociaciones profesionales del sector de las artes visuales, críticos, artistas y galeristas subrayan que "otros museos y centros de la Comunidad Valenciana tampoco están siendo gestionados en base a unas buenas prácticas profesionales".

Nueva dirección en cuatro meses de un museo bajo control

F. B.

La consejera de Cultura, María José Català, se ha referido esta mañana a la petición de auditoria, recordando que el IVAM, como instituto autónomo, ya está sometido a los controles tanto de la Inspección como de la Sindicatura de Comptes. Dijo desconocer el contenido del comunicado de los galeristas, artistas y críticos, pero insistió en la función de los órganos fiscalizadores.

La consejera, además, adelantó el calendario previsto para sustituir a Consuelo Ciscar, al frente del IVAM. Dijo que a finales de abril se convocará el consejo rector del museo en el que se oficializará la salida de Ciscar y después se convocará el concurso internacional. Se prevé que en un plazo de dos o tres meses a partir de mayo, un comité de expertos compuesto como máximo por 10 expertos del mundo del arte, del ámbito local, nacional e internacional, elegirá a la persona que dirija el IVAM por cuatro o cinco años. El modelo que se ha tomado como ejemplo es el seguido por el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. La consejera apuntó que está trabajando para intentar que la remuneración del cargo sea un poco superior a la actual de director general, unos 50.000 euros al año, para hacer más atractivo el concurso entre los profesionales nacionales e internacionales.

La consejera realizó estas declaraciones en la presentación de la restauración de dos cuadros de Sorolla, que ha realizado el Instituto Valenciano de Restauración y que se exhibirán dos años en el Museo de Bellas Artes tras el acuerdo alcanzado con la familia Traver, propietaria de las obras.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Ferran Bono
Redactor de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Con anterioridad, ha ejercido como jefe de sección de Cultura. Licenciado en Lengua Española y Filología Catalana por la Universitat de València y máster UAM-EL PAÍS, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria periodística en el campo de la cultura.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_