Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Casa Vicens de Gaudí abrirá como museo en 2016

El banco andorrano Morabanc compra el edificio de Barcelona

Detalle de la fachada de la Casa Vicens.
Detalle de la fachada de la Casa Vicens.

Desde que la construyó Antoni Gaudí en 1889 siempre ha estado en uso. Primero como casa de veraniego y vacaciones, y desde 1899, cuando la compró Antonio Jover, como casa familiar. A partir de 2016, la Casa Vicens, una de las primeras obras del genial arquitecto, construida en el número 24 de la calle Carolines del barrio de Gràcia de Barcelona, abrirá sus puertas convertida en museo. La apertura será posible tras la compra del inmueble modernista por parte del banco andorrano MoraBanc, mediante su sociedad de inversión Amura Capital, a la familia Herrero-Jover, descendientes de Antonio Jover, que seguían viviendo en la casa.

Según un comunicado de los nuevos propietarios, Morabanc llevará a cabo un profundo y ambicioso proyecto de restauración de los 1.200 metros cuadrados de la vivienda, sus cuatro plantas y todo el jardín. Las obras están prevista que comiencen dentro de unos seis u ocho meses y se alargarán dos años, por lo que la casa no abrirá sus puertas al público en 2016. Los trabajos de restauración estarán a cargo del equipo de arquitectos dirigidos por José Antonio Martínez Lapeña, Elías Torres y David García, que ya han intervenido en obras de Gaudí, como el parque Güell. En la misma nota se asegura que el banco está evaluando las propuestas de varios operadores que llevarán a cabo la apertura del inmueble, así como la elección de un responsable de la museografía que explique las principales características de esta obra de Gaudí.

La vivienda, uno de los siete edificios declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco creados por Gaudí en Barcelona en 2005 (Parque y Palau Güell, Casa Milà, Fachada de la Natividad de la Sagrada Familia, Casa Batlló y Cripta Güell) presenta una fachada de ladrillo rccubierta de cerámica vidriada con influencias árabes y medievales. También son características de esta obra la profusión de líneas y ángulos rectos que luego no repetiría el arquitecto.

La Casa Vicens se convertirá a partir de 2016 en visita obligada para los amantes de la obra del arquitecto barcelonés más universal. El pasado mes de septiembre también se abrió al público la Finca Bellesguard y la Universidad de Barcelona está preparando un plan para hacer lo mismo con los Pabellones Güell situados en la Avenida de Pedralbes. Todos juntos reciben millones de visitantes cada año.